miércoles, 12 diciembre 2018
00:41
, última actualización
Deportes

Palamós, un viaje 'retro' para el Betis

El equipo verdiblanco vuelve a un escenario que visitó con frecuencia en los 90, en su peor etapa reciente en Segunda. El Palamós-Costa Brava acoge ahora al Llagostera.

el 28 nov 2014 / 11:20 h.

Palamos_Betis_ElCorreo Merino se lanza al césped en un enfrentamiento entre el Betis y el Palamós de la temporada 92-93. Foto: El Correo de Andalucía. El Betis visita este sábado a la UELlagostera, pero no lo hará en su feudo natural, el Municipal de la pequeña localidad gerundense donde nació este modesto club, sino en el Estadi Palamós-Costa Brava. Allí está disputando el equipo catalán sus encuentros como local en su primera temporada en Segunda División. Y allí regresará el Betis, que acude a un destino conocido aunque sea la primera vez que se enfrenta al Llagostera en su historia liguera. Palamós, de hecho, merece la condición de clásico para el conjunto verdiblanco. En los años 90 lo fue, sin duda. Ahora vuelve, doce años después de su última visita, entonces con motivo de una eliminatoria de Copa que superó (3-6 después de remontar dos goles de desventaja). El Betis coincidió cuatro años en la categoría de plata con el Palamós CF, decano del fútbol catalán. La primera fue la 89-90, en el ascenso con Cardeñosa en el banquillo y Mel como pichichi. Luego repitió en la 91-92, la 92-93 y la 93-94. Hablar de Palamós es hacerlo de Figueras, Lleida o Sestao, otros viajes recurrentes en esos años negros previos al brillo de la era Serra. La primera visita de ese Betis retro a Palamós, para jugar contra el Palamós CF, fue el 25 de febrero de 1990. Era la jornada 25ª y el partido se jugó en el entonces llamado Nou Estadi, que había sido inaugurado en agosto del 89. El Betis de Juan Corbacho, que fue despedido poco después, empató (0-0). La alineación: Pumpido; León (Job, 83’), Miguel Ángel II, Julio, Ureña, Recha; Márquez, Chano, Neiman (Oliveira, 66’), Zafra; y Mel. Neiman debutó precisamente aquella tarde. De nuevo en Segunda tras el fulminante descenso de la 90-91, el Betis regresó a Palamós el 12 de enero de 1992. El entrenador entonces era el checo Josef Jarabinsky. Cayeron los verdiblancos (1-0, gol de Juliá en el 55’), que aquel día jugaron con Fernández; Márquez (Monsalvete, 64’), Grussman, Julio, Ureña, Rodolfo; Cañas, Merino, Bilek; Gabino y Cuéllar (Loreto, 76’). Como ese Betis se quedó sin ascenso en la promoción contra el Deportivo de La Coruña, en la 92-93 tuvo que regresar al Bajo Ampurdán... para perder otra vez (2-0, obra de Ballina en el 65’ y Orejuela en el 75’). En aquellos días se sentaba en el banquillo bético Jorge D’Alessandro, que dibujó un equipo compuesto por Diezma; Ureña, Ivanov, Monreal; Merino I, Roberto Ríos, Kobelev, Gordillo (Merino II, 53’);Kasumov, Gabino y Cuéllar (Zafra, 75’). En efecto, el actual entrenador del Betis era entonces Merino I porque había otro Merino, tan característico por aquellos pelos... La última visita liguera del Betis a Palamós es también la única en la que al menos marcó un gol, aunque sólo le sirvió para empatar (1-1). Fue en la campaña 93-94, en la jornada 28ª, con Lorenzo Serra Ferrer en el banquillo desde un par de encuentros antes. Jugaron Diezma; Merino I, Monreal, Chirri; Márquez, Roberto Ríos, Julio Soler, Merino II; Ekstrom (Mágico Díaz, 61’), Cuéllar y Aquino (Tab Ramos, 61’). Vílchez marcó el 1-0 en el 76’ y Aquino, de penalti, empató tres minutos después.

  • 1