viernes, 14 diciembre 2018
04:59
, última actualización
Local

Palomares: Entrada al Más Allá

el 08 ene 2012 / 19:19 h.

TAGS:

En la cornisa del Aljarafe, en medio de un olvidado camino de campo, se yergue imperturbable la Casa de la Loca, una mansión donde suceden fenómenos inexplicables.

Han transcurrido dos horas desde que el equipo de investigación parapsicológica Omega-6 penetró en la Casa de la Loca, una abandonada estancia ubicada en medio de un polvoriento camino de campo de Palomares del Río. En su interior, al margen de lo tétrico del lugar y del sibilante aire que se cuela por la ventanas, nada más extraño se percibe. Es noche cerrada. Mientras el grupo abandonaba el lugar, una luz -acaso el faro de una bicicleta- se vislumbró en el camino. Pero ningún ciclista pasó ante sus ojos. La pequeña pero advertible luminiscencia se desvaneció en la oscuridad. ¿Un aviso del Más Allá?

"Lo que quiera que sea que habite en la casa no resiste la tentación de dejar su huella en quienes se atreven a atravesar sus muros". Quien así habla es Javier Delmás, miembro de la Fundación de Investigación Paranormal, y buen conocedor de los numerosos misterios que circundan Palomares del Río. En la negrura de la noche la Casa de la Loca se convierte en el epicentro de todo tipo de fenómenos extraordinarios: apariciones fantasmales, bolas de luz, descensos de temperatura, psicofonías y ruidos cuya explicación escapa por completo a la lógica de una mansión ruinosa.

Todo indica que las respuestas a estos sucesos se encuentran en la propia historia del lugar. Un cuento real de amor prohibido entre Gabriela Ciaurriz, hija de la acaudalada familia dueña de la casa y su pasión por el hijo del guardés de la misma. El resto cobra visos de narración decimonónica de terror: pasión imposible, relación fracturada, ensimismamiento, locura...Según numerosos testigos, Gabriela -que allí habitó hasta el fin de sus días- continúa paseándose por las estancias, una torturada alma en pena que, ni en la vida ni en la muerte, ha alcanzado la paz.

La penumbra que envuelve la historia tiene su correlato en la vecina fuente de la Rihuela, situada a pocos metros del casón. Fue allí donde fusilaron a cinco personas que todos conocen como ‘los cinco de la Rihuela'. Cadáveres estos que, gracias a la Memoria Histórica, fueron recuperados en 2005 en la fosa común del Cementerio de Palomares. Desde entonces el camposanto de la villa ha recobrado la paz. Hasta entonces fueron numerosas las crónicas que albergaban descripciones de supuestas apariciones de seres translucidos entre las tumbas...

Otro inquietante punto del pueblo se ubica en una curva situada a la entrada al pueblo perteneciente a una carretera hoy fuera de uso. Miembros de la Policía Local y de la Guardia Civil de Palomares llevan años acostumbrados a oír testimonios de atemorizados conductores que describen con enorme detalle cómo un hombre surge de la nada y se abalanza sobre los vehículos. Cuando los testigos bajan del automóvil no existe rastro alguno del suceso. Los hechos, conocidos en el acervo popular como ‘el hombre de la curva', han dejado de ser significativos desde que se construyó el nuevo ramal de la carretera, quedando clausurada la zona en la que tenían lugar las apariciones. Sin embargo la curva sigue ahí, oculta tras la vegetación.

A pocos metros de allí se localizan los restos de los antiguos baños árabes. Por este complejo del siglo XIII lleva décadas paseándose un espectro que hoy incluso se atreve a salir del recinto y conquistar los jardines adyacentes. Siempre en la noche.

DE UTILIDAD

Qué: Ruta del misterio por Palomares del Río, conocido como el ‘pueblo encantado' del Aljarafe sevillano, y uno de los centros ‘mágicos' de Andalucía.
Más información: Además de este artículo, la red es prolija en documentación sobre los numerosos focos de interés parapsicológicos que se reúnen en este pueblo. Si se asima a recorrerlos no deje de pasear por la curva donde, siempre supuestamente, aparece un espectro (está en una de las rotondas de entrada a la villa). También hay misterio en los baños árabes, un atractivo complejo restaurado que data del siglo XIII. No deje de visitar igualmente el cementerio de la localidad y, si tiene ánimos, la Casa de la Loca, un abandonado caserón en una polvorienta carretera. Pregunte cómo llegar en el pueblo.  

RUTAS DEL MISTERIO (I): Monasterio de los Frailes de Carmona.

Donde habita el terror. Enlace: http://www.elcorreoweb.es/sevilla/131064/monasterio/diablo/huerta/frailes/fantasmas/carmona

  • 1