Local

Palop da el deseado paso a la selección nacional

Andrés Palop, que ha pasado a la historia sevillista por sus actuaciones decisivas la pasada campaña en la Copa de la UEFA, tanto en la ciudad ucraniana de Donetsk ante el Shakhtar como en la final de Glasgow frente al Espanyol, ha visto cumplido uno de sus sueños, ser convocado por la selección nacional.

el 15 sep 2009 / 04:57 h.

TAGS:

Andrés Palop, que ha pasado a la historia sevillista por sus actuaciones decisivas la pasada campaña en la Copa de la UEFA, tanto en la ciudad ucraniana de Donetsk ante el Shakhtar como en la final de Glasgow frente al Espanyol, ha visto cumplido uno de sus sueños, ser convocado por la selección nacional.

El guardameta valenciano, de 35 años, cumple su tercera campaña en el Sevilla, equipo al que llegó con la clara intención de cobrar un protagonismo que en el Valencia le frenaba el entonces internacional indiscutible Santi Cañizares.

Palop se hizo con la titularidad de la meta sevillista, con la confianza del técnico Juande Ramos, y ya en su primera temporada fue uno de los destacados de un equipo que alcanzó la gloria de llevar para las vitrinas del Sánchez Pizjuán el primer título europeo del club, la Copa de la UEFA conseguida en Eindhoven (Holanda) ante el Middlesbrough inglés.

Eso, unido a la buena marcha liguera, hizo que empezara a sonar ya en las quinielas para la selección nacional, aunque la convocatoria siempre se le resistió.

Mucho más fuerte fue su apuesta por la selección cuando la pasada temporada se convirtió para la afición sevillista en 'San Andrés Palop'.

Una jugada suya dio la vuelta al mundo, al no ser habitual que un portero marque y que además su gol sea tan decisivo como el que consiguió en Donetsk cuando el Sevilla caía eliminado en los octavos de final de la Copa de la UEFA y un remate de cabeza a la salida de un córner sobre el tiempo reglamentario puso el 2-2 en el marcador y forzó una prórroga que acabó de sentenciar el uruguayo Ernesto Chevantón.

Esa forma de pasar a los cuartos de un torneo del que el Sevilla era el vigente campeón, lanzó al equipo de Juande Ramos, que se quitó de en medio al Tottenham inglés, en semifinales al Osasuna y llegó hasta la final con otro equipo español, el RCD Espanyol.

El valenciano consagró su magnífica temporada en el escocés estadio Hampden Park, donde fue el héroe en la tanda de lanzamientos de penaltis, al parar tres y darle el segundo título europeo a su equipo.

Palop, que ya antes de esta final era el hombre más laureado de la plantilla sevillista (con dos Copa UEFA, una Supercopa Europea, dos de Liga y una Supercopa de España, en su etapa en Valencia), también luchó con el equipo andaluz hasta la última jornada de Liga por hacerse con el título de campeón, pero ello tampoco le sirvió para que se acordara de él el seleccionador nacional, Luis Aragonés.

Su oportunidad ha llegado ahora, en la Eurocopa 2008, cuando el técnico madrileño ha incluido a tres porteros en la convocatoria y le ha dado un premio al valenciano, aunque sus posibilidades de jugar sean escasas ante la presencia de Iker Casillas y Pepe Reina.

Andrés Palop llegó al Sevilla FC en el verano del 2005 y firmó contrato con el club hispalense por cuatro años, aunque la pasada temporada amplió su vinculación hasta junio de 2010.

Antes de llegar al Sevilla, militó en el Valencia B (1995-1997), en Segunda B; Villarreal (1997-99), en Segunda y Primera -donde debutó con el equipo castellonense en el Bernabéu ante el Real Madrid-; y Valencia (1999-2005).

  • 1