Deportes

Palop, Renato y Konko no viajan a Stuttgart, donde sí estarán Luis Fabiano y Squillaci

El Sevilla viaja a tierras alemanas con varias ausencias por culpa de los problemas físicos. Manolo Jiménez recupera a Squillaci y Luis Fabiano para la cita.

el 18 oct 2009 / 20:55 h.

El Sevilla viaja hoy a Stuttgart, donde mañana disputará su tercer partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Y lo hará con ausencias destacadas. Palop, Renato y Konko, por diversas dolencias, son las principales bajas de la convocatoria facilitada ayer por Manolo Jiménez.

Palop sigue acusando la sobrecarga en el gemelo que le impidió estar en La Coruña y tampoco jugará en esta ocasión. Renato, por su parte, regresó de tierras gallegas con calambres en la misma zona, aunque por ahora no se ha estimado un periodo de baja. Y, por último, Konko sigue con fiebre, sin que se conozcan más detalles sobre su estado.

Al menos, Jiménez recupera a Sebastien Squillaci, ausente en Riazor por el golpe que sufrió en un gemelo, y a Luis Fabiano. El brasileño, que tenía permiso del club para resolver problemas personales en su país, perdió en Madrid el enlace y no llegó a tiempo para tomar parte en la sesión de entrenamiento de ayer junto a sus compañeros, por lo que tuvo que ejercitarse en solitario.

Entre los expedicionarios que viajan a Stuttgart hay dos futbolistas de los escalafones inferiores: el portero Dani Jiménez y José Carlos. Completan la lista Javi Varas, Sergio Sanchez, Squillaci, Drago, Escudé, Adriano, Fernando Navarro, Lolo, Zokora, Duscher, Romaric, Jesús Navas, Diego Capel, Perotti, Koné, Negredo, Luis Fabiano y Kanouté.

LUIS FABIANO LLEGÓ TRAS SU PERMISO. El internacional brasileño se presentó en la ciudad deportiva al filo de las dos de la tarde, tras perder un vuelo. Allí, realizó una suave sesión de entrenamiento en el gimnasio a las órdenes del preparador físico Nacho Oria. Según el club, Luis Fabiano ha llegado en perfectas condiciones físicas para poder ser de la partida frente al Stuttgart, aunque, obviamente, también cansado por el largo viaje.

 

 

  • 1