jueves, 21 febrero 2019
08:53
, última actualización
Local

Pamplona: A 48 horas del 7 de julio

Cuando faltan menos de cuarenta y ocho horas para el inicio de los sanfermines, Pamplona tiene ya ultimado todo el operativo necesario para que estas fiestas.

el 04 jul 2010 / 15:17 h.

TAGS:

Cuando faltan menos de cuarenta y ocho horas para el inicio de los sanfermines, Pamplona tiene ya ultimado todo el operativo necesario para que estas fiestas transcurran con buen ambiente y normalidad a pesar de la afluencia masiva de visitantes.

Desde el vallado del encierro, este año por primera vez con madera certificada en su producción sostenible, hasta las ganaderías que para los primeros encierros y corridas esperan en los "corrales del gas", y los escaparates todos en blanco y rojo, pasando por los espectáculos musicales que se abrieron anoche y las charangas que en esta jornada recorren el Casco Viejo, Pamplona huele ya a sanfermines.

Una cita a la que no han faltada hoy, un año más, ni "la carrera del encierro", que organiza la peña La Jarana y en la que los corredores federados consiguen superar el recorrido en menor tiempo que los astados, ni los activistas de PETA y AnimaNaturalis, que de nuevo han protestado por el trato que reciben los toros en Pamplona y lo han hecho formando en el suelo de la plaza del Ayuntamiento con sus cuerpos semidesnudos y teñidos la figura de un toro herido ya por la lidia.

Según las previsiones meteorológicas, al menos los primeros días de las fiestas se vivirán con altas temperaturas, lo que hace prevér un buen negocio para el sector hostelero y con él un mayor número de incidencias.

Para la seguridad, el operativo organizado incluye 3.000 agentes de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral y Policía Municipal que vigilarán las carreteras, las calles de Pamplona, los espectáculos taurinos y los lugares de mayor concentración humana.

El primero el cohete del 6 de julio al mediodía, que este año lanzará la Comparsa de Gigantes y Cabezudos como homenaje en su 150 aniversario, y al que los agentes intentarán impedir que se acceda con productos u objetos que pueden causar lesiones a las personas o daños al material urbano.

También para este momento ya estará en funcionamiento el dispositivo sanitario, que cuenta con los servicios de urgencias hospitalarias reforzados, un centro para las atenciones extrahospitalarias con servicio ininterrumpido y plantilla redoblada, y los 350 voluntarios que aporta Cruz Roja a estas fiestas.

A ellos se suma la plaza de toros cuya enfermería, desde la novillada de mañana y hasta el 14 de julio, es un pequeño hospital con dos quirófanos y 16 personas para atender cualquier incidencia que surja en los encierros y en el coso.

A partir del chupinazo durante nueve días otros servicios también están en especial alerta, como el de bomberos, que a la labor de cada jornada suman por las noches el servicio específico por la quema de las colecciones pirotécnicas.

El personal dedicado a la limpieza de las calles, que si hace calor será aún más necesario, el transporte, con una huelga anunciada para los día 6 y 10, coincidiendo con el inicio de los sanfermines y el fin de semana, y los medios de comunicación, que el año pasado congregaron en Pamplona a 454 periodistas en los encierros, 198 en el cohete del día 6 y 126 en el "Pobre de mí" en la noche del 14, son otros colectivos para los que se antepone el trabajo a la fiesta.

Y como no, restaurantes, bares y cafeterías que, como los hoteles, hostales, pensiones y otros alojamientos, confían en que estos sanfermines amortigüen la crisis que vive el sector y que ha llevado a una reducción del 40% de los puestos de trabajo en un año en el conjunto de Navarra.

  • 1