sábado, 23 febrero 2019
13:30
, última actualización

Pantallas vegetales para frenar los incendios forestales

Iniciativa pionera en los montes de la provincia para prevenir y dar seguridad a los equipos de extinción.

el 17 may 2010 / 18:39 h.

Una vegetación que frene la propagación del fuego y permita controlar su extensión. Éste es el principal objetivo de la iniciativa pionera puesta en marcha por la Delegación Provincial de Medio Ambiente, en colaboración con la Universidad de Córdoba. Ya está en estudio y han comenzado a instalarse en las primeras fincas.


El delegado provincial de Medio Ambiente, Javier Fernández, explicó a la agencia Europa Press que se trata de una iniciativa pionera basada en el "uso de los propios recursos naturales cómo método de prevención de incendios y ayuda a la extinción", y ya se está ensayando en siete parcelas de la provincia.

La finalidad es "corregir ciertos perjuicios de los cortafuegos mecanizados, como la pérdida de suelos, altos costes, impacto visual o fragmentación del territorio" sustituyéndolos por pantallas de vegetación que actúen como barrera y ralenticen el paso del fuego mientras llegan los equipos de extinción. En este sentido, apuntó que los servicios de extinción han comprobado en años anteriores cómo estas líneas de vegetación, que ya existen de forma natural en riberas, vaguadas y lugares ricos en agua, actúan como barrera frenando e impidiendo la propagación del fuego por los bosques.

Se trata, fundamentalmente, de especies autóctonas como chopos, higueras y vegetación de ribera, según enumeró. Fundamentalmente, con las pruebas experimentales que se están llevando a cabo actualmente, los técnicos persiguen averiguar qué especies son las más efectivas en esta tarea, así como los marcos de plantación y mantenimiento de las mismas que hay que seguir, extrapolando su presencia habitual en el entorno de los cauces y riberas.

De comprobarse su efectividad, la intención es extrapolar la experiencia a montes públicos de toda Andalucía para continuar su extensión a medio plazo a fincas privadas mediante la firma de convenios con sus propietarios, según avanzó el delegado provincial de Medio Ambiente.

Por el momento, desde la Junta de Andalucía han informado de que ya se han sembrado siete parcelas para poder valorar, con la plantación de diversas especies, cuáles ofrecen un mayor freno al paso de las llamas, además de permitir el estudio de su mejor distribución y la combinación de ejemplares.

Esta medida se une a la ya puesta en marcha en algunas de las fincas públicas por la que rebaños de cabra son trasladados hasta el lugar de los cortafuegos para que se coman la vegetación seca y de esta manera limpiar de cara a las temporadas de mayor riesgo los montes para evitar facilitar la extinción.

  • 1