martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Para olvidar

Hay quien se empeña en felicitar el año 2010 porque, según nos han advertido, 2009 va a ser de coco y huevo. Quizás no les falte razón, ya que los gurús dicen que lo de 2008 no va a ser nada comparado con el que está a punto de empezar. Y a eso quería llegar, a lo que se nos va.

el 15 sep 2009 / 20:34 h.

Hay quien se empeña en felicitar el año 2010 porque, según nos han advertido, 2009 va a ser de coco y huevo. Quizás no les falte razón, ya que los gurús dicen que lo de 2008 no va a ser nada comparado con el que está a punto de empezar. Y a eso quería llegar, a lo que se nos va. Cada uno tendrá sus razones para calibrar si ha sido un buen año ó no, pero si me tengo que referir a la mayoría, o sea, a los que pagamos una hipoteca, los que han podido necesitar un crédito, los que tenemos vehículo, y así un largo etcétera de condicionantes y sacrificios, queda claro que el año ha sido realmente nefasto.

Para esa gran mayoría, el Índice de Precios al Consumo, conocido como IPC, se ha ido dinamitando mes a mes. De qué nos servía saber cuándo había bajado el pollo si, a la hora de pagar religiosamente la cuota de la hipoteca, los que teníamos el pollo éramos nosotros. Mucha gente va a brindar más esta noche por el año que se va que por el que viene. Eso de no saber qué va a pasar tiene sus ventajas, pero, en cuanto a lo sabido, es humano, dadas las circunstancias, mandar a este 2008 que expira a tomar viento.

Salomón Hachuel es periodista.

shachuel@unionradio.es

  • 1