domingo, 21 abril 2019
14:06
, última actualización
Local

Paralizada una obra pública en Dos Hermanas

La reforma de la calle Jesús de Grimarest y sus aledañas se bloquea por la pugna entre la adjudicataria y sus subcontratados.

el 16 dic 2009 / 18:16 h.

TAGS:

La administradora, el jefe de obra y algunos trabajadores de la promotora Indamar se encadenaron ayer en la obra de reforma de la calle Jesús de Grimarest y sus aledañas para reclamar una deuda de 60.000 euros que, según ellos, les debe la empresa Aguilera Nogales, que ganó el concurso público para estos trabajos y que a su vez los subcontrató. Los subcontratados aseguran que los meses de trabajo desde su adjudicación el pasado mes de julio van encaminados a que ellos se vayan del proyecto.

Es más, el director de Indamar, José Antonio Troyano, cursó ayer una denuncia y trató de evitar, junto con la administradora, María Troyano, que las máquinas y recursos de su propiedad salieran de la obra. Se trata de un proyecto con un presupuesto 552.855 euros para levantar varias calles por completo, sanear las cañerías que pasan por debajo y dotarlas de pavimentación nueva.

Tras una polémica con la adjudicataria, los subcontratados decidieron retirarse y para ello le reclamaron 60.000 euros, correspondiente a costes de personal, material y pagos por dar de alta a los empleados en la Seguridad Social Pero, según la versión de la promotora, no les quieren abonar ese dinero.

Por su parte, el concejal de Obras Públicas, Francisco Rodríguez, dijo conocer el tema de las peleas entre empresas, aunque según tenía entendido "es Aguilera Nogales la que denunció a Indamar por coacción". También aclaró: "Estos trabajos de subcontratas son habituales, y si lo hace la empresa que gana el concurso público, la responsable es ella", por lo que seguirán al margen.

  • 1