Local

Paralizar la biblioteca del Prado dejará cien parados y dos empresas en ruina

La Universidad de Sevilla asegura que la paralización de las obras de la biblioteca del Prado supondrá que cien obreros se incorporen a la lista de parados y que dos empresas subcontratadas afronten "serias dificultades para continuar", según advirtió ayer el vicerrector de Infraestructuras de la Hispalense

el 16 sep 2009 / 06:26 h.

TAGS:

Antonio Ramírez de Arellano anunció ayer que la Universidad pedirá una moratoria de dos meses ante la paralización provisional dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ya había anulado la construcción de este edificio dentro de los jardines del Prado de San Sebastián, y avisó de que el parón -de como mínimo dos años hasta la resolución final del Tribunal Supremo- tendrá consecuencias muy negativas.

A las pérdidas económicas se unirán "cien personas que irán al paro" y "dos empresas que tendrán muchas dificultades para continuar", según Ramírez, quien hacía alusión a dos firmas subcontratadas por la UTE Ferrovial-Urazca para la construcción de la estructura metálica del edificio diseñado por la iraquí Zaha Hadid, una de las arquitectas más prestigiosas y reconocidas del mundo. A su juicio, ni las indemnizaciones por la paralización de la obra podrían subsanar el daño a estas subcontratas, dedicadas a una labor muy específica y compleja.

Precisamente por la complejidad del proyecto, la Universidad de Sevilla ha pedido una moratoria en la paralización de dos meses, el tiempo necesario para asegurar la obra antes del parón. De hecho, la Hispalense ya ha solicitado a la constructora un plan para congelar los trabajos de construcción.

Según Ramírez, el coste de esta suspensión, sólo en el primer mes, será de 3,5 millones, de los que la mitad se destinará a indemnizaciones por despidos del personal. En total, parar los trabajos durante dos años costará 6.109.920 euros, según la institución universitaria.

Cuando en agosto el proyecto se paralizó durante una semana (por orden del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10), ya la Universidad alertó de que la decisión le costaba 10.400 euros al día.

El proyecto de Zaha Hadid cuenta con una estructura de 9.000 metros cuadrados (5.000 útiles) y un presupuesto de 22 millones de euros, de los que casi tres provienen de la Unión Europea, un dinero que también se perdería si los tribunales siguen respaldando las tesis de los vecinos de Diego de Riaño.

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró ayer que acatarán la resolución judicial, que la respetan, pero que no la comparten.

En una entrevista a Canal Sur, sostuvo que los jueces deberían "salvaguardar" los intereses generales por encima de los "particulares" y consideró que la biblioteca "enriquece" el parque, como ya sucede en el neoyorquino de Central Park y en Hyde Park, en Londres.

Dado el contenido del auto, que acepta la petición de la comunidad de propietarios del número 9 de la calle Diego de Riaño, el alcalde dijo que la biblioteca "en absoluto" perjudicará a los jardines del Prado.

Los magistrados del TSJA afirman que la Hispalense debería haber sido más prudente cuando firmó un documento con Urbanismo en el que la Universidad renunció a la "responsabilidad patrimonial de la Gerencia" en caso de una sentencia judicial desfavorable, lo que para los magistrados fue "asumir un alto riesgo".

Sin embargo, Ramírez asegura que fue por "lealtad" institucional. "No se presume mala fe entre dos administraciones que colaboran", apostilló. A su juicio, la sentencia olvida que la Hispalense es "pública" y no privada.

  • 1