martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Parar la obra de la Encarnación costaría lo mismo que acabarla

Los primeros cálculos sitúan el coste de la paralización en unos 24 millones

el 18 jul 2010 / 19:54 h.

TAGS:

Lo insinuaron y los cálculos técnicos vienen a corroborarlo: parar ahora la obra de la Encarnación costaría prácticamente lo mismo que continuar con ella y terminarla sea cuando sea. Es decir, en torno a 30 millones de euros.

Éste es el último sobrecoste de los parasoles que ha llevado al Consejo Consultivo a emitir un durísimo informe contra el mismo, al entender que la cuantiosa desviación no está debidamente justificada. El informe técnico de la Gerencia de Urbanismo, que anunció el Ayuntamiento que se haría de cara al Pleno extraordinario sobre la Encarnación convocado para el próximo viernes, estará listo hoy.

Pero este periódico ha podido consultar el pliego de condiciones del contrato firmado con Sacyr, y a la espera de los números finales, la primera aproximación da al Ayuntamiento el argumento que éste necesitaba: la obra debe continuar por "interés público";pararla sería tan costoso como dejarla a medio hacer. La construcción de las setas se valoró en un principio en 51 millones de euros. Esta cantidad sufrió una primera modificación al alza de 8 millones. De esta cuantía, el Ayuntamiento ya ha pagado 33. El resto que queda por abonar lo sufragaría Sacyr mediante la concesión de explotación del complejo de ocio durante 40 años.

En caso de que el Pleno del viernes aprobase zanjar el contrato con Sacyr (hipótesis del todo improbable), de esos cerca de 26 millones que quedarían por pagar habría que detraer la parte de la obra no ejecutada (valorada en unos 15 millones).

Si a esto se le suman las medidas de seguridad necesarias para paralizar los trabajos de construcción con todas las garantías (3 millones) y la indemnización por daños y perjuicios (lucro cesante, otros seis millones aproximadamente), el montante total que tendría que abonar el Consistorio por parar la Encarnación se acercaría a los 24 millones de euros. Una cifra a la que habría que añadir además partidas del plan económico y financiero del proyecto sin cuantificar todavía y que, con toda probabilidad, acercarían la cuantía de 24 millones a los 30 de más que hay que invertir en la Encarnación si se quiere verla acabada en unos años.

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, sabe que los números son el último asidero al que agarrarse en el asunto de la Encarnación. Pero aún tendrá un escollo más que salvar: convencer a Izquierda Unida y a su portavoz y primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, de que seguir es la mejor opción. La tarea se antoja ardua, si no imposible. Torrijos y su grupo ya se abstuvo de aprobar el primer modificado de la obra, de 8 millones de euros, una cantidad infinitamente menor que la que ahora está en cuestión. Aquella votación salió gracias al voto de calidad del alcalde en el Pleno. Visto lo visto, Sánchez Monteseirín tendrá que volver a tirar de su voto, pero eso le impedirá conseguir el objetivo por el que ha convocado el Pleno extraordinario del viernes: revestir la continuación de las obras de la Encarnación de la oficialidad que da el Pleno e evitar cargar solo con ese peso el año escaso que le queda para despedirse de la Alcaldía.

  • 1