domingo, 21 abril 2019
14:22
, última actualización
Local

Pardo recurre la prisión por las facturas falsas tras el ingreso de Marín

Anuncia que está dispuesta a llegar hasta el Constitucional.

el 08 abr 2010 / 10:32 h.

TAGS:

El contratista José Pardo, condenado a tres años y nueve meses de prisión por el caso de las facturas falsas del Distrito Macarena, presentó ayer un recurso ante la Audiencia Provincial con el que pretende reducir la pena a sólo dos años. El ex secretario del distrito José Marín, condenado a cuatro años y tres meses en el mismo caso, decidió en cambio ingresar en prisión de forma voluntaria un día antes de lo previsto.


Pardo fue condenado a dos años de prisión por un delito de malversación de caudales públicos y a 21 meses por otro de falsedad documental. Su abogado, Javier Prados, explicó ayer a los periodistas que ha solicitado que la pena de 21 meses le sea conmutada por una multa, con lo que sólo tendría que cumplir dos años de cárcel. Con este recurso el empresario ha logrado eludir por ahora su ingreso en prisión, ya que la Sección Cuarta de la Audiencia tendrá ahora que resolverlo, previo informe del Ministerio Fiscal al respecto. El letrado también anunció que en caso de que esta solicitud le sea denegada está dispuesto a llegar hasta el Tribunal Constitucional, al que reclamaría el amparo, lo que también implicaría un nuevo retraso de su entrada en la cárcel.


Tanto Pardo como Marín habían sido citados ayer por la Audiencia para ejecutar la sentencia y notificarles el ingreso en prisión, además de requerirles el pago de las indemnizaciones y las multas impuestas en la sentencia. Tras conocer el auto, Marín, asesorado por su abogado, José María del Nido, decidió ingresar de forma voluntaria la tarde del miércoles. El ex alto cargo socialista ingresó en la prisión de Sevilla I sobre las 19.30 o las 20.00 horas, según confirmaron fuentes penitenciarias.


Marín se encuentra en el módulo de ingreso, donde se le está aplicando el protocolo habitual que se sigue con cualquier preso recién llegado. La prisión lo someterá a varios estudios médicos y psicológicos que determinarán cuál es el lugar más adecuado a sus condiciones, teniendo en cuenta especialmente su edad y una enfermedad respiratoria que padece.


Del Nido había anunciado tras conocer la sentencia que iba a iniciar los trámites para solicitar el indulto de Marín, pese a que en el veredicto el jurado se mostró contrario al mismo. Sin embargo, tras conocer el auto de la Audiencia el ingreso de Marín en la cárcel se precipitó.


El Tribunal Supremo confirmó a principios de marzo los cuatro años y tres meses impuestos a Marín por los delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental y los tres años y nueve meses impuestos a Pardo por los mismos delitos. El Supremo desestimó todos los argumentos de las defensas y consideró suficientemente probado que hubo malversación e intencionalidad y que el jurado que les condenó actuó de forma rigurosa y exhaustiva.


Con esta sentencia, el Supremo avaló los argumentos ofrecidos por el magistrado presidente para imponer las condenas a ambos acusados, que también fueron confirmados con anterioridad por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Con esta decisión judicial se cerró la última vía que Pardo y Marín tenían para evitar ser condenados.


La sentencia confirmó también que el importe defraudado era de 5.901 euros, que deben devolver al Ayuntamiento. La condena incluía una multa de 2.160 euros para Pardo y de 2.400 euros para Marín, además de seis años de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público.


Ambos fueron condenados por pagar, a cargo del Distrito Macarena, seis facturas falsas por obras menores que “no se habían ejecutado o lo habían sido sólo parcialmente” en el año 2003. En los hechos también estuvo imputado el entonces concejal responsable del Distrito Macarena, José Antonio García, que fue exculpado antes del juicio.

 

La Fiscalía cree que no es posible reducir la condena

La Fiscalía ya mostró ayer su rechazo inicial a la petición realizada por el contratista José Pardo, condenado a tres años y nueve meses de prisión por el caso de las facturas falsas de Macarena.


La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla tendrá que decidir ahora si acepta o no el recurso presentado. Antes de este paso, el Ministerio Público deberá pronunciarse al respecto. Ayer, fuentes del Ministerio Público consultadas por este periódico indicaron que la petición de Pardo “no es posible” legalmente, por lo que mostraron su negativa.
Las fuentes precisaron que el recurso deberá ser estudiado con detenimiento, pero “a priori” no es una opción que se puede llevar a cabo, “ya que hay que tener en cuenta el global de la pena para reclamar la suspensión de la pena y no solicitarla por delitos separados”.
La defensa de Pardo ha presentado el recurso basándose en el artículo 88 del Código Penal que contempla la posibilidad de conmutar una pena de hasta dos años de cárcel por una multa. Pardo fue condenado, en total, a tres años y nueve meses de prisión, por lo que no le sería posible solicitar la suspensión para la condena total.


Las mismas fuentes recordaron que ya hay casos en los que se realizaron una solicitud similar y que, finalmente, fueron rechazados. Uno de los más conocidos es el del bailaor Farruquito, quien también quiso eludir la cárcel solicitando la sustitución por una multa de la pena de tres años de prisión impuesta por el atropello mortal de un peatón.


Tanto la Fiscalía como el Juzgado de lo Penal 8  rechazaron que la condena de uno de los delitos fuera sustituida por multa. Según el fiscal, había que contemplar la condena total, superior a dos años, y no sólo la de uno de los delitos por los que fue condenado, como pidió su letrado.

  • 1