sábado, 23 marzo 2019
17:31
, última actualización
Deportes

Parecerse al Super Dépor ya no es una utopía

El título de Liga conquistado en la temporada 99/00 fue el merecido premio al trabajo de un club que, tras unos años de penurias, vuelve a recuperar la ilusión. Aquel equipo que en la década de los noventa se ganó la admiración de todos sigue quedando lejos, pero quizá ya no tanto como antes.

el 15 sep 2009 / 20:56 h.

El título de Liga conquistado en la temporada 99/00 fue el merecido premio al trabajo de un club que, tras unos años de penurias, vuelve a recuperar la ilusión. Aquel equipo que en la década de los noventa se ganó la admiración de todos sigue quedando lejos, pero quizá ya no tanto como antes.

Sólo Manuel Pablo puede contarle a sus compañeros lo que significó aquella gesta. El lateral canario es el único representante en el actual plantel del histórico Superdepor, un equipo forjado a base de trabajo y buenos futbolistas que conquistó una Copa del Rey, dos Supercopas de España, fue subcampeón de Liga y logró dos terceros puestos. Sólo el penalti errado por Djukic ante el Valencia, en la última jornada de la temporada 93/94, le impidió alcanzar su gran meta. Era el Dépor de los Bebeto, Mauro Silva, Donato, Fran, Liaño, Nando, Alfredo, Rekarte y Arsenio Iglesias al frente del banquillo.

De todos modos, el premio al trabajo llegaría unos años más tarde. Entre 1999 y 2004, con la misma base y apuntalado con futbolistas como Makaay, Víctor, Songo'o, Romero, Turu Flores, Jokanovic, Djalminha, Pauleta, Naybet o Conceiçao, ganó su primera y única Liga, además de otra Copa del Rey, una Supercopa, a lo que añadió dos subcampeonatos y la clasificación, durante cinco temporadas seguidas, para la Liga de Campeones, donde alcanzó dos veces los cuartos de final e incluso una semifinal.

Por todo ello, para la afición coruñesa cualquier tiempo pasado fue mejor. Hasta ahora. Hoy día, el Dépor vuelve a ilusionarla. Tras una primera campaña difícil, Miguel Ángel Lotina comienza a sacar frutos al nuevo proyecto. Esta temporada, que arrancó muy pronto por su inscripción en la Intertoto, el equipo presenta otra cara, una versión muy distinta. Inmerso en tres competiciones, Liga, UEFA y Copa del Rey, su progresión es meteórica, hasta el punto de que sólo el intratable Barcelona firma mejores números. Siete victorias en los nueve últimos partidos del campeonato le han permitido asaltar el sexto puesto, quedando a tres puntos del Valencia, segundo clasificado.

Los Lafita, Riki, Luis Filipe, Lopo, Guardado, Verdú, Aranzubia, Juan Rodríguez, Sergio, De Guzmán, Bodipo, Omar Bravo y compañía, sin olvidar al eterno Manuel Pablo y al reaparecido Valerón tras su calvario con las lesiones, tienen la culpa de que hoy día el Dépor sea visto otra vez como un adversario a tener en cuenta. Le falta para llegar a ser un Superdepor, pero las ganas nadie se las podrá quitar mientras siga a este ritmo.

  • 1