viernes, 14 diciembre 2018
13:35
, última actualización
Local

Paro académico desde el 24 de mayo hasta el 7 de junio en la Universidad de Sevilla

Los estudiantes de la Hispalense se suman a los de la UPO en las protestas contra los recortes en educación

el 18 may 2012 / 12:34 h.

TAGS:

Con 19 votos a favor sobre un total de 25 centros los estudiantes de la Universidad de Sevilla han decidido secundar un paro académico desde el 24 de mayo hasta el 7 de junio.

Sólo cinco centros han votado en contra de esta medida de protesta contra los recortes que para los estudiantes se traducen en un incremento de las tasas académicas y en una merma de las cantidades a recibir por becas. Filología, Biología. Farmacia Medicina y Matemáticas son los centros que han votado en contra, mientras que Geografía e Historia, finalmente se ha abstenido.

Una vez aprobado el paro académico por los estudiantes, el Rectorado tendrá que remitir su resolución por la que se suspende toda actividad docente(clases, exámenes, prácticas, tutorías...).

Este paro académico afecta a todos los estudiantes y a todos los centros, es decir que los que han votado en contra no podrán recibir ningún tipo de clases. "No hay lugar a la rebeldía, se denunciará ante el Rectorado a cualquiera que dé clases o haga exámenes", ha dejado claro uno de los representantes estudiantes presente en el consejo del Cadus, donde se ha votado el paro académico. Los miembros del Cadus insisten que el paro académico no afecta a los exámenes finales que comienzan el próximo 11 de junio.

Si repercute en los parciales que a partir del lunes, los estudiantes y los profesores tendrán que negociar su reubicación así como la materia del 24 al 7 de junio, que tenía prevista darse y que no entrará en los exámenes finales.

En caso de que no se llegue a un acuerdo la comisión docente del departamento en cuestión tendrá que ser la que delibere.


El paro aprobado significa que de facto las clases de la Hispalense han terminado este año dos semanas antes de lo previsto.

Los estudiantes se suman a los de la Pablo de Olavide que ayer decidieron secundar u paro de 10 días.

Durante los días que no haya actividad docente los estudiantes tienen previsto un calendario de movilizaciones entre los que contemplan desde un encierro en el Rectorado como "centro de operaciones" hasta una huelga a la japonesa.

 

  • 1