Cultura

'Partir': La pasión que todo lo arrastra

Francia, 2009. Título original: Partir. Directora: Catherine Corsini. Producción: Fabienne Vonier. Guión: Catherine Corsini. Fotografía: Agnès Godard. Montaje: Simon Jacquet. Intérpretes: Kristin Scott-Thomas, Sergi López, Yvan Attal, Bernard Blancan, Anne Marlange, Daisy Broom, Berta Esquirol, Gerard Lartigau. Duración: 85 minutos.

el 11 nov 2009 / 20:45 h.

No faltará quien, al conocer el argumento de esta película, la compare con Infiel de Adrian Lyne, y al papel que allí hacía Diane Lane, con el que en ésta interpreta una magnífica Kristin Scott Thomas. Y de hecho, los parecidos iniciales son bastantes, pero se quedan ahí, en el inicio. La película de Corsini va más allá de lo que Lyne se atrevía siquiera a imaginar.

Partir está protagonizada por Suzanne, una mujer entrada ya en los 40 que vive en el sur de Francia una vida acomodada con sus hijos y su marido, un conocido doctor. Pero que quiere volver a ejercer y abrir una consulta. Durante las obras de la misma conoce a Iván, un obrero español que siempre ha vivido a salto de mata. Entre ambos surge una pasión que lo fulmina todo y ella decide dejarlo todo para dar rienda suelta a su pasión.

A priori, podría parecer que era una película convencional, como las que ya hemos visto muchas, pero no es así. Corsini ha sabido construir una obra consistente, con fuerza, una obra definitivamente feminista, en la que Kristin Scott-Thomas es la protagonista absoluta y realiza uno de los mejores trabajos de su carrera (y decir esto es decir mucho).

Y es feminista porque es ella la que toma las riendas de la situación a pesar de las dificultades, de que es ella la única que puede perder al iniciar la nueva relación, y lo deja todo (familia, trabajo, la comodidad de una vida desahogada, y a un marido que la tiene más como un trofeo, como nivel de estatus, que como a una esposa) y se va para iniciar una nueva vida, movida por la pasión que la arrastra.

Lo fácil hubiese sido rodar lo bonito que es el amor, llenar el metraje de escenas románticas, con los amantes realizándose carantoñas y disfrutando de su mutua compañía, pero Corsini opta por lo arriesgado y toma otro camino. Lo que la directora hace tras esos primeros momentos de deleite de la pareja (que también los hay), es mostrar la dureza de la situación, lo complicado que se vuelve todo cuando llegan las dificultades (que llegan, y más pronto que tarde) y cuando el dinero que en su vida anterior tenía ya no está. Película más que interesante, con un guión más que sólido, una ambientación muy bien cuidada y una protagonista colosal.

  • 1