Cultura

«Pasamos por todas las dificultades de los genios»

Llevan cuatro décadas mezclando música y humor. El legendario conjunto argentino celebra sus cuatro primeras décadas de existencia con la gira 'Las obras de ayer'. Acompañados por sus estrafalarios instrumentos, el grupo visitará Fibes los días 11, 12 y 13 de marzo. Al habla, Daniel Rabinovich

el 15 sep 2009 / 00:37 h.

-Cuatro décadas sobre los escenarios y se atreven ustedes a seleccionar un puñado de temas. ¿Ha habido peleas hasta dar con los temas de Las obras de ayer?

-No fue fácil. Nos reunimos, apenas nos saludamos, y de inmediato nos pusimos a discutir a lo largo de tres meses. Por el camino nos enojamos y nos ofendimos. Luego nos pusimos a ensayar y estrenamos este hermoso espectáculo.

-Van a recorrer ustedes medio mundo con este montaje. ¿Cambia mucho el formato o el contenido según cada país?

-Escribimos los temas pensando en que nos sirvan para toda nuestra gira. Apenas tenemos que cambiar media docena de palabras para que se entiendan en el castellano de cada sitio.

-¿Cuánta verdad hay en eso de que españoles y latinoamericanos nos parecemos mucho?

-Eso es una realidad como un templo. El hecho de compartir educación, idioma e historias comunes hacen que la comunicación sea fluida en todo. Y el humor no iba a ser una excepción.

-Llevan años llenando teatros pero tengo entendido que sus comienzos no fueron fáciles...

-¡Cuánta razón tiene! Pasamos por todas las dificultades típicas de los genios. Nos costó mucho conquistar el teatro. Además, los cuatro pasamos juntos el sarampión.

-¿Y cómo se sienten ahora?

-Pues si le soy sincero ahora mismo tengo un poco de frío... Pero más globalmente, nos sentimos como al principio pero después de haber triunfado.

-¿Qué planes han hecho para sus tres recitales en Sevilla?

-Ninguno. A título particular, antes de que llegue la fecha, tengo previsto comprarme un teleobjetivo para ver las estrellas.

-En la pasada ocasión que vinieron a la ciudad actuaron en el Teatro de la Maestranza y el público les obligó a salir hasta en siete ocasiones. ¿Cómo ve a la gente del Sur?

-En esencia, los vemos sentados. Imaginamos que comprarán su entrada e irán al teatro. Y bueno, al público que ocupa las filas de delante, a éstos sí que los vemos bastante bien.

-Los "instrumentos informales" han sido siempre una sello característico de Les Luthiers. ¿Cómo los inventan?

-Tenemos un estudio específico en el que trabajan a destajo artesanos de distintas profesiones. Actualmente poseemos 36 instrumentos en funcionamiento, entre los más famosos está la Mandocleta, la Desafinaducha, el Yerbomatófocono d'amore y el Nomeolbídet. Todos ellos se vienen con nosotros a su ciudad.

-¿Tuvieron vocación temprana de ser excéntricos?

-El caso es que vocación tuvimos, pero no para esto. Yo quería ser bombero, y Carlos (López) quería servir a la patria.

-Éste es un tour nostálgico... ¿presagia una dulce retirada?

-¡Pero qué dice! Mientras que funcionen las cabezas y las piernas habrá Les Luthiers para rato.

  • 1