domingo, 18 noviembre 2018
04:10
, última actualización
Local

Pasarela del Vacie

el 02 feb 2012 / 20:03 h.

TAGS:

Una de las diseñadoras posa ante algunas de las creaciones que luego subieron a la pasarela.

El Casino de la Exposición era ayer, desde primera hora de la mañana, un improvisado taller de corte y confección. A mil por hora y con un entusiasmo desbordante, un grupo de gitanas del Vacie se afanaban en diseñar los trajes que, apenas unas horas después, unas modelos iban a lucir sobre la pasarela ante una nutrida nómina de políticos, actores y otros representantes, más o menos carpetovetónicos, de esta siempre chispeante ciudad dispuesta a barnizar cada acto con kilo y medio de colorín.

La Fundación Konecta fue la artífice de que estas mujeres, por unas horas, se sintieran codo con codo con creadores como Miki Leal, Manolo Valdés y Eduardo Chillida, entre otros. Si la exposición Fashion Art -que se clausura hoy- ha vuelto a demostrar que el arte puede coquetear, para urticaria de no pocos, con la moda, este grupo de mujeres ejemplificó ayer que, esto del diseño está al alcance de cualquiera con unas cuantas ideas en eclosión. "Siempre he querido dedicarme a la moda, pero tengo siete hijos y no me lo puedo permitir", aseguraba María, esgrimiendo una razón que, sí o sí, aniquilaba cualquier posible aspiración.

Asesoradas convenientemente y con la tutoría de algunos profesores que las guiaron durante la jornada en cada una de las fases del proyecto, esta avanzadilla en representación del colectivo de gitanas del Vacie, disfrutó de una mañana que, muchas, no dudaron en calificar como "el mejor día" de sus vidas ("con permiso de la boda"). Así de bien se lo pasaron viendo cómo el respetable, después de algunas horas con la gota de sudor instalada en la frente por culpa del apremiante tiempo, jaleaba luego sus creaciones.

Luego llegarían los fotógrafos y los focos.De nada les faltó a las protagonistas de la pasarela y, por una vez, pudo afirmarse eso tan inusual de que ‘las diseñadoras' eclipsaron a las modelos. Cuando salieron a recoger los aplausos una tunda de bravos cayó sobre ellas. Y por si todavía albergaran alguna duda, las felicitaciones puntuaron alto en efusividad. Que si el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que si la actriz Pastora Vega -madrina del evento-, que si el rey del papel couché Fran Rivera. Todos parecían dispuestos a cambiar de estilo (... y casi hasta de sexo) para vestirse con uno de estos floreados diseños. Qué entusiasmo, qué alegría. ¡Ole, ole!

  • 1