Local

Paseo por El Salvador

El Salvador comenzó a recibir los primeros turistas después de incluir la visita cultural al templo en el recorrido de la Catedral y la Giralda.

el 15 sep 2009 / 23:26 h.

TAGS:

El Salvador comenzó a recibir los primeros turistas después de incluir la visita cultural al templo en el recorrido de la Catedral y la Giralda.

A las 11.30 horas de la mañana el pasaje Juan Garrido Mesa (acceso a El Salvador por la calle Córdoba) se convertía en un improvisado lugar de espera mientras se abrían las puertas del templo a un nutrido grupo de estudiantes de dos colegios sevillanos, que animaron el cotarro en el inicio de las visitas culturales al segundo edificio religioso más importante de la ciudad.

Desde ese momento y hasta mediodía, la mayoría de los visitantes eran residentes de la ciudad que entraban a cuentagotas para ver cómo había quedado El Salvador tras su restauración, de la que ayer se cumplía un año, o simplemente contemplar como un día más las imágenes de La Borriquita, el Cristo del Amor o el Señor de Pasión. Pero algunos, sin saber que debían de sacar antes un su tícket gratuito, y posteriormente enseñar a la entrada el DNI -como si se tratara del Alcázar, la Giralada o la Catedra- se quedaban sin acceder al templo porque no llevaban encima el carnet de identidad.

Conforme fue pasando la mañana ya eran foráneos quienes entraban el la Colegial después de hacer su visita a la Catedral y a la Giralda, previo pago de ocho euros en la taquilla. Luego llegaban a El Salvador, mostraban el billete que incluye la visita a los tres monumentos, y un vigilante le picaba la entrada y accedían al interior para comenzaban el recorrido. Otros en cambio, que preferían sólo ver el templo, sacaban por tres euros su entrada de una máquina expendedora habilitada junto al patio de los naranjos.

Aunque la afluencia no fue tanta como se esperaba, según el responsable de las visitas a la que en su día fue mezquita islámica, Antonio Calvo: "De momento con la lluvia están viniendo pocos turistas, sobre todo son residentes. Muchos aún estarán viendo la Catedral o la Giralda, para lo que se estima unos 90 minutos, y esperaran a la tarde".

Y en efecto, desde la una de la tarde y conforme fue transcurriendo el día comenzaron a verse los primeros flashes de foráneos que se sorprendían por la magnitud del templo. Los riojanos Pablo y Mayte veían por primera vez la iglesia por dentro: "Es impresionante cómo puede concentrarse tanta riqueza de imágenes y retablos de diferentes épocas", comentaba el matrimonio. Estela, de Zaragoza, se sentaba a descansar en uno de los bancos del templo tras finalizar el recorrido cultural mientras una música celestial amenizaba el ambiente: "Lo que me ha gustado ha sido el altar mayor, los dibujos de las paredes nazareno de Pasión. Por cierto, ¿de quién es?", y un sacerdote sevillano de la collación de Santa Catalina le explicaba que la talla había salido de las manos de Martínez Montañés.

No eran las únicas dudas, un matrimonio de La Coruña echaba en falta los paneles explicativos a lo largo del recorrido o una persona entendida que a modo de guía les respondiera a preguntas como quién hizo el Cristo del Amor. "Vemos mal que te cobren ocho o tres euros por entrar, pero sin que nadie te explique lo que estás viendo. Le hemos preguntado a uno de los vigilantes que están por aquí y no nos ha sabido concretar". Algo similar le pasaba a turistas franceses e ingleses que no podían encontrar a la entrada más información que un folleto en castellano, aunque se entusiasmaban echando fotos. Sin embargo, fuentes del cabildo Catedral han informado que los mapas estarán en unos días porque se están traduciendo, al igual que los atriles explicativos que presidirán cada retablo y las sacristías.

  • 1