domingo, 16 diciembre 2018
07:20
, última actualización
Local

Pasión, Muerte y Resurrección en el cartel de la Semana Santa de 2012

el 11 feb 2012 / 15:43 h.

TAGS:

La Semana Santa de Sevilla de 2012 ya tiene cartel... ¿o se trata mejor quizá de un cuadro? Para "pregonar la gran fiesta del pueblo de Sevilla", el polifacético artista Antonio Dubé de Luque (Sevilla, 1943) ha plamado una alegoría de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo representada en tres imágenes o escenas independientes: una principal, la Pasión, simbolizada por la "sublime cabeza" del Nazareno de Montañés que lleva esta advocación, "una de las joyas de la cristiandad", según sus palabras; la Muerte, personificada por la "muerte plácida, no exenta de dramatismo, del Señor de la Providencia" servita en el regazo de la Virgen de los Dolores y sobre su paso procesional, "a manera de una nave que se abre paso entre nubes de incienso"; y, por último, la representación de un grupo de nazarenos, último tramo de cirios verdes del Arco, culminando su estación de penitencia a la Catedral con el palio de la Virgen de la Macarena al fondo, en la semipenumbra de la nave de Palos, dolorosa que "de alguna manera nos hace presentir la Resurección de Cristo con la esperanza de su cara". Por la esquina superior izquierda de la composición se cuelan varios rayos de sol, "la luz de la Resurrección que rompe las tinieblas de los días pasionistas". Y todo ello, explicó el autor, sobre un celaje en una gama de tonos morados, "color penitencial" por excelencia.

Tras descubrirse la obra en la sede central de la Caja Rural del Sur, Dubé se remontó a los días en que le nombraron cartelista, allá por mediados de octubre, para explicar que empezó a trabajar con varias ideas o bocetos, pero siempre con la intención clara de representar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, y el "porqué en Semana Santa nos vestimos con la túnica de nazareno, que es como revestirnos de Cristo mismo, y hacemos estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral acompañando a nuestros sagrados titulares".

Con ese guión en la cabeza Dubé se puso manos a la obra y, a tenor de la cálida ovación con que fue recibido el cartel, el resultado es más que satisfactorio. "He pretendido representar algo que pictóricamente no se hubiera plasmado nunca en la cartelería de la Semana Santa de Sevilla", recurriendo a elementos originales, como el Señor de Pasión, el primer paso de su cofradía servita, y la Puerta de los Palos con ese grupo de nazarenos haciendo estación de penitencia a la Santa Igesia Catedral, tres imágenes o escenas independientes que, por sí solas, son ya un cartel.

El acto, que contó con la presencia del delegado de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, y del presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, fue clausurado con la intervención del presidente del Consejo de Cofradías, Adolfo Arenas, quien tras repasar la trayectoria artística y cofradiera de Dubé de Luque, con su gubia, con sus pinceles, pero también como exhermano mayor, le dedicó las siguientes palabras: "El único claustro que no habías pisado en el mundo de las hermandades era el del cartel. Ya estás dentro y has entrado por la puerta grande".


De glosar al autor del cartel y su obra se había encargado previamente el vicepresidente del Consejo, Carlos Bourrellier, quien se refirió a Antonio Dubé como "un hombre de Iglesia, sevillano, comprometido y cofrade", mientras en el plano artístico lo definió como "casi un contemporáneo hombre renacentista, con la inquietud y el aprendizaje continuo como obsesión". 

  • 1