Pasión por el piano

El joven compositor arahalense Germán García ha presentado su segundo disco 'La pasión al piano' en el Alcázar de Sevilla

el 23 mar 2014 / 22:50 h.

El Salón Almirante del Alcázar de Sevilla ha sido el lugar elegido para la presentación del segundo disco a piano de German García La pasión al piano. Una experiencia que no olvidará este músico «por el lugar tan impresionante donde se presentó y por la buena acogida que tuve entre el público». Un éxito que repitió el sábado en la Casa del Aire de Arahal donde sus paisanos fueron testigo del impresionante trabajo de esta nueva publicación discográfica. pianoHace siete años, Germán, un pianista de la localidad sevillana de Arahal, decidía plantearse uno de los retos más importantes de su carrera: lanzar un disco con música cofrade interpretada solamente a piano. Un sueño de este joven músico que venía precedido por los éxitos de los conciertos que cada año ofrece en la cuaresma arahalense. Fue de esta manera como empezó a recopilar, en su primer trabajo Mi esperanza, todas las adaptaciones que había hecho de las partituras. Un trabajo que requiere un inmenso esfuerzo, ya que las interpretaciones y adaptaciones originales de marchas se basan en el guión de la obra musical para banda de música, agrupación musical o banda de cornetas y tambores. De estas partituras García realiza «un estudio minucioso, y a la vez me ayudo de la escucha de audiciones, concierto, etc., para luego adaptarla al piano», comenta el artista. Ha sido tal el éxito de acogida de Mi esperanza, que ahora ha decidido lanzar un segundo álbum con otras composiciones en las que lleva trabajando desde hace más de un año. Es en La pasión al piano, donde este músico ha puesto todo su cariño además de su esfuerzo, esperando conseguir el aplauso de la crítica obtenido ya con su primer disco. En esta segunda obra, Germán García ha querido hacer un recorrido por marchas clásicas pero también por algunas más contemporáneas, mezclando de esta forma estilos fúnebres con composiciones más alegres como las conocidas Hermanos costaleros, Estrella Sublime, La Madrugá o Amarguras, entre otras. Un trabajo que ha realizado «con sentimiento y pasión, además siendo cofrade se hace con más cariño aún si cabe». Un trabajo especial que, a pesar de haber salido recientemente a la venta, ya ha sido adquirido, en una edición limitada, por el Ayuntamiento de Sevilla, quien ha elegido su disco como regalo institucional de esta Semana Santa que dará comienzo en breve. Algo de lo que este pianista arahalense se siente muy orgulloso. Fue en el Alcázar de Sevilla donde se presentó el trabajo, por primera vez, a un público expectante por conocer este nuevo álbum, en un acto en el que intervinieron Juan Ignacio Zoido, Alcalde Sevilla, Gregorio Serrano, Delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, y el compositor Manuel Marvizón. Además, este nuevo álbum ha sido presentado en la Casa del Aire de Arahal, dentro del XVII Concierto de Marchas Procesionales a Piano, un certamen anual que realiza este músico y organizado por la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Arahal, donde ha contado con el apoyo incondicional de sus paisanos. Y es que sus comienzos en el mundo de la música están muy arraigados a su pueblo. Con tan solo ocho años, comenzó sus estudios de solfeo y piano en el Aula Municipal de Música de su localidad, continuándolos posteriormente en el Conservatorio Profesional Francisco Guerrero de Sevilla. Y, realmente, toda su vida está ligada a la música, ya que estudió Magisterio de Educación Musical en la Universidad de Granada, lo que le llevó a su actual ocupación: maestro de dicha especialidad en el CEIP Maestra Ángeles Cuesta de Marchena. Asimismo, no solo presta su don para el piano a las marchas de Semana Santa, sino que, como amante de la música española y andaluza –y en especial, de la copla y el flamenco–, Germán ha acompañado las voces de tonadilleras y cantaores en certámenes y festivales. Igualmente, no puede obviarse que el amor que siente por la Semana Santa le ha hecho ofrecer asiduamente conciertos para las principales hermandades de la capital hispalense, como son la Hiniesta, la Esperanza de Triana, la Macarena, la Vera-Cruz, la Candelaria o San Roque, entre otras muchas. Algo que le ha permitido llevar su piano cofrade a otros actos, conciertos, presentaciones de revistas y carteles, pregones y exaltaciones, no solo en la provincia de Sevilla, sino también en ciudades andaluzas como Granada y Málaga. Por eso, German García seguirá trabajando en su «pasión» que no es otra que su piano, y que lleva cultivando con tanto cariño desde que tenía ocho años.

  • 1