viernes, 14 diciembre 2018
11:57
, última actualización
Deportes

Pau Gasol le regala un clínic a Brasil

La selección española arrolla a un rival directo en su primer compromiso exigente de la Copa del Mundo.

el 01 sep 2014 / 23:53 h.

brasil La selección española de baloncesto se ha encaramado al liderato  en solitario del Grupo A tras resolver con un sobresaliente su primer  partido exigente de la Copa del Mundo ante Brasil (63-82), tercera  victoria basada en un inicio fulgurante al mando de Pau Gasol (26  puntos y 9 rebotes), máximo anotador en un Palacio Municipal de  Granada abarrotado y rendido a sus ídolos. "Estoy convencido de que cuando el rival sea más fuerte estaremos  intensos y concentrados", avisó Orenga nada más apalizar a Egipto y  sus jugadores salieron enfervorecidos a cumplir el pronóstico de su  seleccionador. Antes de que acabar el primer cuarto, y guiada por un  pabellón a rebosar, la selección española ya ganaba por 18 puntos  (12-30). Fue el primer golpe sobre la mesa del anfitrión, decidido a  arrasar desde el inicio de su primer examen serio, a demostrar que el  hambre sigue intacto a pesar del peso acumulado de tantas medallas al  cuello. Un día más lanzó el toque de corneta Pau Gasol con 12 puntos  en este primer cuarto cerca del aro, área convertida en zona de  guerra por la acumulación de figuras NBA. Los triples de Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro confirmaban  que la batería exterior también estaba entonada para bombardear en un  partido entre dos equipos que anotan más del 60 por ciento de sus  puntos en la pintura. El deleite de la grada era total: el torneo  había comenzado de verdad después de dos pachangas contra Irán y  Egipto. La calma siempre sigue a la tempestad y Brasil tuvo el mérito de  no derrumbarse al inicio del segundo cuarto después del chaparrón que  se había tragado. La segunda unidad española tenía muy difícil  mantener el excelente desempeño de los titulares y la 'verdeamarela'  encadenó un parcial de 11-1 que rompió la barrera psicológica de los  diez puntos (23-31 min.13). Volaban los codos en la zona para desesperación de un Orenga  excitado como nunca, al borde de la técnica con sus protestas.  Anderson Varejao estaba en todas las reyertas, se contorsionaban los  hermanos Gasol buscando la posición, de repente era Tiago Splitter  quien besaba el parqué... Refriegas prohibitivas para todo aquel que  midiera menos de 210 centímetros, a riesgo de considerable daño  físico. Pero fue desde el perímetro donde llegaron los refuerzos con  triples del mejorado José Manuel Calderón y de Sergio Llull que  regalaban otro buen parcial a la parroquia local (2-10) y devolvían  el marcador a registros del primer cuarto (25-41), al tiempo que la  intensidad defensiva volvía a subir un peldaño antes del descanso,  que llegó con 13 puntos de renta española (32-45). PAU DESTAPA EL ARMA SECRETA España recuperó su quinteto inicial en el tercer cuarto, en el que  las torres de ambos equipos volvían a prometer batalla. Y entonces  llegó la jugada maestra de Pau Gasol, que en este torneo está  mostrando una deslumbrante frescura para complementar el talento que  siempre ha tenido y la experiencia que ha ido adquiriendo con los  años. El nuevo pívot de Chicago Bulls salió a echar un vistazo al  perímetro y, ante la indolencia defensiva de Nené, decidió quedarse a  ametrallar un rato a su rival: tres triples seguidos, intercalados  con una canasta de dos desde la bombilla, derretían al público  granadino e impulsaban la renta española hasta una máxima momentánea  de 22 (42-64, min.27). El buen hacer de Leandrinho Barbosa era lo  único que podía rescatar Ruben Magnano. A la selección sudamericana, superada por el ambiente (8/15 en  tiros libres) y por el adversario, se rindió en el último cuarto y,  por si quedaban dudas, Sergio Rodríguez puso el último clavo en el  ataúd. Tras solventar con autoridad su primera prueba de nivel,  España dispondrá ahora de un día de descanso antes de buscar revancha  el miércoles, cuando topará con Francia -su verdugo en el último  Eurobasket-, y de cerrar la primera fase el jueves contra Serbia. BRASIL: Marcelinho (8), Garcia (2), Barbosa (11), Nené (7) y  Splitter (6) -quinteto inicial--; Machado (6), Neto (2), Hettsheimer  (-), Taylor (4), Vieira (7) y Varejao (10). ESPAÑA: Rubio (2), Navarro (10), Rudy Fernández (6), Pau Gasol  (26) y Marc Gasol (8) -quinteto inicial--; Sergio Rodríguez (12),  Llull (7), Calderón (5), Claver (-), Ibaka (5), Abrines (-) y Reyes  (1). --PARCIALES: 14-30, 18-15, 15-21 y 16-16. --ARBITROS: Vázquez (PUR), Jordan (USA) y Ryzhyk (POL). Sin  eliminados. --PABELLON: Palacio Municipal de Deportes de Granada. 8.810  espectadores.

  • 1