Deportes

Pavone: "A veces vemos nuestros partidos y no nos creemos que seamos nosotros"

Mariano Pavone no sabe por qué el Betis está tan mal, pero se le ocurre una solución: volver a ser el equipo que fue al principio de temporada. Ahora es que ni se reconoce en alguna que otra actuación.

el 14 ene 2010 / 21:51 h.

Mariano Pavone posa en una portería.
-La primera pregunta es muy sencilla: ¿qué le pasa al Betis?
-Bueno, pues que estamos en el peor momento de la temporada. Nos ha tocado atravesar rachas negativas, pero esta es la más difícil. Hay momentos malos, buenos y regulares y ahora nos está tocando uno malo.

-El equipo ya vivió otra situación crítica tras el 3-0 de Elche. ¿Este momento es peor?
-Aquella fue una semana un poco convulsa y estábamos más lejos del ascenso, pero teníamos un partido pendiente y había más partidos por delante. Ahora, si bien quedan dos partidos y toda la segunda vuelta, no se puede estar diciendo siempre que todavía falta mucho, porque va a llegar el momento en que no falte nada y vamos a seguir lejos, así que hay que empezar a ganar y hacer borrón y cuenta nueva. La idea tiene que ser ir partido a partido, no adelantarnos más allá del de mañana. Cuando te aventuras a sacar equis puntos de varios partidos, nos equivocamos.

-¿En qué está fallando el Betis? ¿Es cuestión de juego, de actitud, de carácter...?
-Cada uno ha bajado su rendimiento. A lo mejor no de local, pero en casa salimos de una manera y de visitante de otra; la actitud a veces no es la misma. Si me pregunta por qué, no sé decirlo, pero es como si saliéramos a ver qué hace el rival o si creyéramos que con la camiseta podemos ganar, y hoy en día es difícil, más allá de que tengamos una buena plantilla y de que todos nos respeten. En casa, donde podría ser más complicado y donde más jodido lo podríamos tener por la presión, sacamos los partidos adelante. Pero fuera, donde podemos mostrar nuestro juego porque no tenemos esa presión de perder un balón y que te piten, estamos fallando. Tenemos que cambiar eso. El sistema de juego es el mismo de las primeras jornadas y así nos fue bien en un montón de partidos, así que la solución pasa más por nosotros que por el sistema o por el míster.

-Es de suponer que eso lo hablan ustedes todas las semanas, pero sin embargo siguen incurriendo en los mismos pecados.
-La verdad es que sí. El otro día hubo una charla positiva entre todos, y es algo que no habíamos hecho desde que empezó la temporada. Y vemos que lo bueno que hacemos de local lo tiramos por la borda de visitantes. Ahí es donde fallamos. De haber ganado alguno de esos partidos o no dejar escapar puntos como los del Huesca o el Real Unión, estaríamos terceros. Esto debe servirnos de experiencia para no repetirlo en la segunda vuelta.

-¿Que los jugadores se reúnan sin los técnicos significa que asumen que la responsabilidad es suya más que de nadie?
-Siempre creo que cuando las cosas van bien o se consiguen logros importantes, el logro es de todos, y de los jugadores en mayor parte porque son los que entran en el terreno de juego. Todos ponen su granito de arena para que las cosas vayan bien, pero el jugador es el que más responsabilidad  tiene. Y cuando las cosas van mal, igual.

-Usted ha dicho que la solución no es echar al entrenador, pero está más cuestionado que nunca. ¿Lo entiende?
-El míster es el primero que sabe que cuando los resultados no son los que se esperan es normal que se le cuestione, pero a él lo vemos fuerte. Es un gran trabajador y un buen míster. Los que bajamos el nivel hemos sido nosotros, él es el mismo desde el primer día, con la misma idea de juego que nos fue bien en partidos que ganamos. Merece estar en el puesto donde está. No veo bien que se le pueda echar, tiene la confianza de todo el equipo y ojalá el sábado se lo podamos demostrar ganando al Salamanca.

-El Betis está a doce puntos de los colíderes y a cinco del tercero. Esto no es normal, ¿no? Por muy mal que ande el Betis, hay equipo para no estar tan lejos de la cabeza.
-No esperábamos estar así a estas alturas, esperábamos estar en puestos de ascenso, aunque sabíamos que sería difícil. Es lo que toca y es lo que hay que sacar adelante. También es un lindo reto demostrar que esta plantilla tiene con qué. Es un desafío y la mejor chance para demostrar que somos válidos para ascender.

-¿Es posible que la plantilla haya estado sobrevalorada?
-No, yo creo que hay plantilla para ascender. Casi todos hemos jugado en Primera. Sabíamos que el ascenso no se iba a lograr caminando, pero se ha complicado más de lo debido y ahora es cuando tenemos que demostrar que somos jugadores de Primera.

-Cuando revisan sus partidos en vídeo, ¿qué se les pasa por la cabeza?
-Hay veces que los vemos y no nos creemos que seamos nosotros. Esta plantilla tiene jugadores para estar bien, o por lo menos para tratar de dar otra imagen. No nos reconocemos. No sabría decir cuál es el problema, pero en ciertos partidos no dimos buena imagen. Podemos perder, porque le pasó hasta al Barcelona el otro día, pero puedes perder cayendo de pie e intentándolo. En algunos partidos, sin embargo, es como que nos entregamos antes de tiempo, y eso es lo peor que nos puede pasar.

-A veces precisamente da la sensación de que el Betis muestra desidia. ¿Eso es así o es que están ustedes agarrotados?
-Es eso. Salvo en Cádiz, en todos los partidos en que nos han marcado no hemos podido remontar. Eso hay que mejorarlo. No podemos caernos, sino jugar como al principio, cuando íbamos a la pelota a muerte. Hemos perdido esa actitud, estamos con el freno de mano echado.

-¿A los jugadores del Betis hace falta pincharlos de vez en cuando para que muestren ese carácter? Porque Lopera los visitó un par de veces y el equipo respondió con victorias.
-No sé si necesitamos eso, pero tendríamos que cambiar sin que sea de una manera drástica. A veces es bueno, en todos los órdenes de la vida, que te den un escarmiento, pero creo que no debería ser así. Tenemos que cambiarlo nosotros. Ya lo hemos hecho, porque después de Elche volvimos a coger la dinámica positiva, pero pum, otra vez caímos en casa de la Real, en Murcia... Todavía no hemos encontrado la explicación a por qué de una semana para otra se cambia tanto, por qué perdemos sin haber luchado. No sé por qué ese cambio tan repentino, pero para ascender tenemos que descubrirlo.

-También debe de ser muy triste que el Betis vaya a los campos del Numancia, el Elche o el Murcia y las aficiones rivales acaben riéndose del Betis.
-La verdad es que sí. Te da bronca, pero es así. Hay que cambiar eso. Te pueden ganar, pero que hasta el minuto 95 estén acojonados los hinchas rivales y hasta los propios jugadores. Que ya en el minuto 30 te estén gritando ‘esto un chorreo' duele, pero los únicos que podemos cambiarlo somos nosotros, nadie más. Eso también es lo bonito, que está en nuestras manos.

-Usted lleva dos meses y medio sin marcar. La racha le inquietará, ¿no?
-Sí, coincidió con que estuve un poco tocado y que me llegó la suplencia, pero es verdad que uno se desespera un poquito más. Hay que estar tranquilo, empezar de cero y ser el de las primeras jornadas. Si cada uno vuelve a ser el que fue en las primeras jornadas, sacaremos esto adelante.

-¿Qué ha sido del Pavone que participó en casi todos los goles del equipo al principio?
-A veces uno pega un bajón y va de más a menos. También coincidió con la tendinitis, que me jugó una mala pasada. Pero más allá de eso no he estado bien, no he estado fino ni al nivel al que arranqué, como el equipo en general. Podemos revertirlo, está en cada uno.

-¿Cómo se toma que el club busque otro delantero?
-Lo entiendo, porque en nuestra posición estamos escasos. Somos Sergio y yo, y si me apura, nueve nueve sólo soy yo porque a Sergio le gusta tirarse un poco atrás o para la banda. De hacer el trabajo sucio y pelearse con los centrales estaba yo solo. Ahora han dado el alta a Dani y con un 9 que venga estaríamos bien. Cuando yo no pude estar, no teníamos delantero suplente. No podemos dar esa ventaja.

-Decía Sergio que cada vez se tocan menos balones arriba. ¿El Betis se ha atascado?
-No sólo en ataque, en todas las líneas estamos teniendo fallos. Es cierto que quizás no nos llegan tantos balones como antes, pero también es verdad que los delanteros somos los primeros defensores y quizás no estamos presionando como hacíamos antes. Antes éramos todos un bloque y ahora nos está faltando eso. Hay que empezar de cero y volver a lo que nos dio buenos resultados.

-Cuando el club, a través de su radio oficial, pide a la plantilla que se deje de "palabrería", ¿qué siente? ¿Se lo toma como un toque de atención?

-No. Nosotros separamos la radio de lo que te pueden venir a decir personalmente. Ni me incomoda ni le doy importancia. Si del club te quieren decir algo, pueden venir acá y decirlo, que es más directo y te puede llegar más que decirlo por la radio.

  • 1