Deportes

Pavone, un especialista en clásicos al servicio del Betis

Anda como loco Mariano Pavone por poder jugar el derbi. El máximo goleador del conjunto verdiblanco quiere degustar el sabor del clásico sevillano y para ello cuenta con la experiencia de lo que ha vivido en Argentina. En la ciudad de La Plata saben mucho también de duelos de la máxima. (Foto: Javier Cuesta)

el 14 sep 2009 / 22:17 h.

Anda como loco Mariano Pavone por poder jugar el derbi. El máximo goleador del conjunto verdiblanco quiere degustar el sabor del clásico sevillano y para ello cuenta con la experiencia de lo que ha vivido en Argentina. En la ciudad de La Plata saben mucho también de duelos de la máxima.

La casualidad hace que Mariano Pavone tenga que aguantar la broma de un empleado del Betis que le saluda con una sudadera de Gimnasia y Esgrima de La Plata. En plena antesala del derbi sevillano, el delantero argentino se zafa de la afrenta esgrimiendo poderosas razones deportivas. "Es curioso, pero los clásicos se me dan muy bien desde que estaba en las inferiores de Estudiantes, luego en el reserva y por último en el primer equipo", afirmaba ayer a este diario Pavone, quien no dudaba en alardear de sus poderes en los dos últimos clásicos que disputó en Argentina: "En el Apertura de 2006 tuve el honor de hacerle el tercero a Gimnasia en la mayor goleada de todos los tiempos en el clásico de La Plata.

Siete a cero le metimos, para que hablen". Todavía Pavone fue aún más protagonista en el último clásico que disputó antes de fichar por el Betis. Fue el 20 de abril de 2007. "Otro día muy grande. Con cero a cero en el marcador nos quedamos con uno menos y además se pusieron por delante. Tuve la suerte de hacer los dos goles que le dieron la vuelta al partido", afirmaba contento el delantero del Real Betis.

Especialista en el clásico argentino (acumula cuatro más, con otra victoria, dos empates y una sola derrota), Pavone está como loco por poder jugar el derbi sevillano. "Uno no para de recibir mensajes de la gente, de los compañeros, de los miembros del cuerpo técnico... Quiero jugar el clásico sevillano y nada me haría más feliz que lograr el gol de la victoria ante el Sevilla", manifiesta Pavone, a quien no le asusta el infernal ambiente en contra que se vivirá en el Ramón Sánchez Pizjuán: "Estoy acostumbrado, será lindo poder jugar allí. He jugado en campos como la Bombonera o el de River, en campos brasileños en la Copa Libertadores... Recuerdo cómo que me insultaban en el estadio de Gimnasia. No me importa que me insulten, que me griten, es algo que me ayuda a picarme y venirme arriba".

Buen conocedor de estos encuentros, uno de los primeros acontecimientos con los que se encontró Pavone en su aterrizaje en el fútbol sevillano fue la desgraciada muerte de Antonio Puerta. "Fue una noticia terrible y espero que se tenga en cuenta en el derbi. Creo que en este tipo de partidos no tiene que existir la violencia, pero sí la rivalidad, la emotividad, el ambiente y la broma. En Argentina le llamamos folclore y eso siempre debe existir. Un clásico sin ese folclore no puede existir", reconoce.

Justo en el análisis, Pavone reconoció la indiscutible fortaleza que tiene el Sevilla. El delantero demostró ser un buen conocedor de la realidad futbolística del eterno rival al afirmar que "es un equipo que en los dos últimos años ha conseguido grandes logros. De la mano de Juande Ramos se comportaron como un conjunto sólido; lo mejor es que juegan de memoria a pesar de que han cambiado de entrenador". Para el argentino, hay dos futbolistas fundamentales en el esquema del conjunto sevillista. "Alves es peligroso subiendo y Kanouté marca la diferencia arriba. También me he fijado en sus defensas, son gente aguerrida y fuerte, y en general tienen una gran plantilla", declaró el máximo goleador verdiblanco.

A pesar de los elogios realizados al eterno rival, Pavone tiene claro también que el Betis tiene potencial suficiente para derrotar al Sevilla. "No sería una gran sorpresa ganar allí porque esta plantilla ha sabido sobreponerse a un mal inicio de Liga. Es posible que el Sevilla sea favorito a priori, pero cuando comienza el clásico todo lo de antes queda atrás, historia, títulos, partidos...", admitía el punta bético, quien ponía el colofón a la hora de analizar los derbis: "Son partidos que hay que jugar con el corazón, con garra y con mucha lucha. Eso provoca que a veces se vean partidos de escasa calidad, pero es lo de menos, hay demasiada emoción como para pensar en el buen juego".

La inclusión de Pavone en el once inicial es en estos momentos toda una incógnita.

  • 1