Cultura

Paz Vega: desde Triana a Sunset Boulevard

Desde que el año pasado diera a luz a su primer hijo, Paz Vega no ha parado de rodar, pero siempre fuera de España, títulos como La seis esposas de Henry Lefay o Fade to black se unirán en los próximos meses al estreno este viernes de The Spirit, un filme de Frank Mills basado en el popular cómic.

el 15 sep 2009 / 20:12 h.

Desde que el año pasado diera a luz a su primer hijo, Paz Vega no ha parado de rodar, pero siempre fuera de España, títulos como La seis esposas de Henry Lefay o Fade to black se unirán en los próximos meses al estreno este viernes de The Spirit, un filme de Frank Mills basado en el popular cómic.

La actriz sevillana, junto a Scarlett Johansson y Eva Mendes, conforma el trío de exuberantes villanas de The Spirit, versión cinematográfica del cómic de los 40 creado por Will Eisner y llevado a la gran pantalla en su debut como director por Frank Miller, guionista de Sin City y 300. "Ha sido un rodaje muy bonito y un placer trabajar con todos", dijo escuetamente la artista, que interpretó Plaster of Paris, una francesa seductora e imprevisible, habilidosa con las armas blancas y sumisa ante el malvado Octopus, personaje encarnado por Samuel L. Jackson. Un papel en inglés para el que Vega tuvo que transformar su acento español al francés. "Confié mucho en Frank y él lo tenía bastante claro. A partir de ahí fue bastante intuitivo", explicó la actriz que se mostró encantada de regresar en la secuela que ya se está preparando y ampliar así el peso que tiene su personaje en la historia, reducido a unas cuantas escenas.

The Spirit cuenta la historia de Denny Colt (Gabriel Match), un policía que fue asesinado y que misteriosamente vuelve a la vida como el enmascarado luchador contra el crimen Spirit. El protagonista tiene dos obsesiones: mantener la paz en su ciudad Central City, y las mujeres. Una de las que cae en sus redes es el hipnótico personaje de Paz Vega, Plaster of Paris. El papel se lo ofrecieron cuando rodaba Las seis esposas de Henry Legay, de Howard Michael Gould, y "fue en cierta medida en plan secreto", porque Frank Mills, creador de filmes como Sin City y 300, no quería que nadie lo supiera.

Paz Vega confiesa no tener fijación con triunfar en Hollywood, un mundo que quiere compatibilizar con su prioridad, la familia, pero lo cierto es que últimamente está en racha. "Tengo cosas mucho más importantes en mi vida que pensar en un premio o en una película, tengo un hijo y espero tener más y la familia es mucho más importante. Disfruto mucho con la profesión pero eso no me obsesiona", manifestó. "Yo me vine a EEUU porque me surgió la oportunidad, no la busqué, nunca pensé en venir, pero a partir de Spanglish (2004) he tenido muchas propuestas, incluso con la limitación del idioma o el acento", señaló la actriz, cada vez más demandada en la meca del cine y menos en España.

En 2007 la sevillana tuvo una agenda muy apretada y, además de dar a luz a su hijo Orson en mayo, trabajó en cuatro proyectos, entre ellos The human contract, dirigido por la mujer de Will Smith (Jada Pinkett Smith) y Triage en la que comparte metraje con Colin Farrell, filmes que aún no han llegado a la cartelera. "Ha habido un momento en el que he tenido aquí más propuestas que en España y trasladé mi hogar a Los Ángeles", comentó.

Paz confiesa que tenía nostalgia de su país, de la comida y la forma de vivir en España aunque afirmó que procuraba volver en cuanto tenía ocasión. "A veces también echo de menos trabajar en mi propio idioma, porque me siento más libre y hacerlo en otro encorseta un poco", añade la actriz.

  • 1