Local

Paz Vega, medalla de la ciudad

La actriz trianera Paz Vega -en la imagen con su hijo Orson- recibió ayer en el teatro Lope de Vega la medalla de la ciudad junto a otras personalidades colectivos e instituciones con motivo del día del patrón, San Fernando. Foto: J.M.Cabello.

el 15 sep 2009 / 05:42 h.

TAGS:

El alcalde quiere reforzar su papel como principal regidor socialista en el debate sobre financiación local. Ayer, ante el vicepresidente de la Junta, hizo un llamamiento a fijar un sistema que resuelva la asfixia de los ayuntamientos. Pidió un porcentaje anual de participación en los tributos, un plan de inversiones en los barrios y la Ley de Capitalidad.

Monteseirín ha entrado de lleno en el debate sobre la financiación local. El Ayuntamiento de Sevilla atraviesa un delicado momento económico -como el resto de capitales que han realizado grandes inversiones- y el regidor, al igual que la Federación de Municipios, es consciente de que la coyuntura es la más adecuada para que se puedan materializar la reforma legal pendiente desde hace décadas. Las vías de ingresos por transferencias de otras instituciones están prácticamente congeladas y, sin embargo, las competencias no cesan de aumentar: el 30% del presupuesto, unos 400 millones de euros, se destinan a servicios conocidas como impropios.

"Estamos en el momento clave para que se aborde, de una vez, el papel de las ciudades en España, y eso hay que hacerlo hoy, no mañana (...) Sevilla como capital de Andalucía no les quepa la menor duda de que va a ejercer la responsabilidad y el liderazgo que le corresponde", afirmó Alfredo Sánchez Monteseirín, en un escenario algo inusual. El alcalde escogió el Día de San Fernando y el acto de entrega de las medallas de la ciudad para realizar unas contundentes manifestaciones públicas sobre el debate abierto sobre financiación local. La elección de esta festividad -Monteseirín lo tenía decidido desde hace días y eludió hablar del tema en actos anteriores- tiene un marcado carácter simbólico. El primer edil quiso darle un tono institucional y oficial a su discurso y realizar una incómoda demanda ante un espectador de excepción: el vicepresidente de la Junta, Gaspar Zarrías.

El consejero escuchó como el alcalde -sobre el papel debe ser el principal referente de los socialistas en la administración local andaluza- lamentaba el mal estado de los consistorios y responsabilizaba tanto a la Junta como al Gobierno central: "Las ciudades necesitamos poner fin a esta enorme deuda histórica, y afrontar con realismo (y desde el máximo consenso) el reforzamiento de nuestra dimensión política, capacidad de gobierno y financiación".

Para ello, el regidor propuso avanzar en el desarrollo del Estatuto -que plantea que una ley definirá la participación de las administraciones locales en los tributos de la Junta- y elaborar una Ley del Gobierno local, "sobre todo para las grandes ciudades", que delimite el nuevo marco competencial del Consistorio.

Pero no quedaron ahí las demandas del alcalde. Monteseirín retomó dos de los proyectos esbozados en la última campaña electoral y congelados desde entonces -entre otros motivos por las elecciones autonómicas del pasado mes de marzo-. Por un lado, una Ley de Barrios, que permita "potenciar la inversión de las administraciones para solucionar de raíz los problemas de muchas zonas urbanas" y que sirva como impulso para el II Plan de Barrios.

En segundo lugar, la Ley de Capitalidad. "Debe ser fruto del consenso y de la lógica institucional. Consenso político de todas las fuerzas del Parlamento. Y consenso territorial, entre todas las ciudades andaluzas. Todo para dotar a Sevilla de los instrumentos necesarios para servir mejor a Andalucía", indicó Monteseirín. El marco legal que reclama supone más competencias y más financiación para Sevilla. Hasta ahora el regidor siempre ha aludido a debate que se debía abordar en el Congreso -en contraste con el modelo autonómico del PP-. Ayer, dejó en el aire el escenario del proceso.

Sus demandas encontraron una estudiada respuesta por parte de Gaspar Zarrías. Venía preparado para contribuir a dotar de un contenido político a un acto inicialmente institucional. El viceconsejero detalló en su discurso las inversiones que ha realizado la Junta de Andalucía en Sevilla -como el Metro o el Plan de VPO- para justificar la colaboración de la Administración autonómica frente a los planteamientos del regidor. Después, reiteró el compromiso expresado por el presidente, Manuel Chaves, quien el pasado jueves en el Parlamento anunció que debe ser una prioridad que los ayuntamientos cuenten con un modelo de financiación adecuado. Fue un leve guiño a Monteseirín, que contrasta con la contestación a la propuesta de la Ley de Capitalidad: el consejero se limitó a subrayar que Sevilla ya tiene el reconocimiento necesario en el Estatuto.

  • 1