Local

“Peatonalizar el Centro era necesario. El tiempo ha dado la razón”

Maribel jiménez Ramos es la presidenta de la Asociación de Vecinos Casa de la Moneda y Entorno.

el 24 jun 2013 / 07:00 h.

Fue el centro neurálgico donde se fundía el oro y la plata que llegaban de América. Reflejo de lo que llegó a ser Sevilla en el Siglo de Oro, la Casa de la Moneda sobrevive hoy como conjunto residencial en pleno corazón del Arenal, entre la Torre del Oro y la Puerta de Jerez. Su situación especial le llevó hace unos años a crear una asociación vecinal desde donde buscar soluciones al asfixie que sufren los residentes a la hora de aparcar. Desde hace tres años, Maribel Jiménez preside la entidad Casa de la Moneda y Entorno. La reivindicación no ha cambiado. –¿Qué radiografía urgente puede dar de la zona? –No son problemas de barrio, sino los propios de un enclave céntrico y monumental. Así, por ejemplo, de la restauración del edificio de Portada de la Moneda sólo queda la fachada principal, cuya obra lleva tres años parada por decisión judicial, con el problema de estar clausurado el paso también. Ello ha convertido esta parte en un fondo de saco, a la que viene todo lo que estorba. Además ha quedado incomunicada, sin salida a Tomás de Ibarra. Habría que dar una solución para abrir de nuevo este paso público y que vuelva a fluir la vida en el barrio. –Pero la gran asignatura pendiente es la movilidad, ¿qué pasa con el aparcamiento para residentes que se reclama? –Esto es el mal endémico de aquí. Precisamente la asociación creció para dar respuesta a los aparcamientos que se perdieron en el entorno de la calle Almirante Lobo al reubicar allí paradas de autobuses por obras en la Avenida de la Constitución. En principio, propusimos una planta para residentes en el parking de la Puerta de Jerez. No hubo maneras. Casi trece años después seguimos sin tenerlo y usamos uno provisional en superficie en el antiguo Corral de la Herrería. Ahora estamos un poco esperanzados con que llegue a ser una realidad en el proyecto museístico previsto para dicho Corral de la Herrería. Nos han dicho que en el sótano se ejecutará el aparcamiento para residentes con 70 plazas. Éste es uno de nuestros caballos de batalla. Sin embargo, con las últimas noticias publicadas en los periódicos la semana pasada estamos un tanto preocupados, pues mencionan el aparcamiento pero no dicen nada de la concesión para residentes. –Mientras tanto hay buenas noticias, el anuncio de reurbanización de la calle Almirante Lobo... –Pues sí. Llevamos tres años detrás del tema, pues se había actuado en casi todas las calles adyacentes a la Avenida de la Constitución tras ser peatonalizada y faltaba sólo esta. La pavimentación de Almirante Lobo es lamentable. Está abandonada y casi siempre ocupada por furgonetas y camiones de gran tonelaje que hacen un mal uso de la carga y descarga. Y eso que da a la Torre del Oro, uno de los monumentos más visitados. –¿Satisfecha con el proyecto? –Si finalmente se hace lo que se nos ha presentado, sí. La idea es renovar las redes de abastecimiento y telecomunicaciones, que son muy antiguas y tienen muchos desperfectos; y de paso remodelar la calle Almirante Lobo convirtiéndola en una vía semipeatonal, donde se van a ensanchar las aceras –sobre todo la del lado derecho hasta crear un mirador hacia la Torre el Oro a la altura de Previsión Española–, y dejar una calzada más pequeña para la salida del parking de Puerta de Jerez y de otros cuatro aparcamientos privados de la zona, así como a los residentes. También podrán acceder los vehículos de carga y descarga, que, entendemos que tienen que estar en alguna parte, pero sobre lo que pedimos es más control. Hay días que más que camiones son tráilers y más que unas horas echan días enteros. Pedimos más vigilancia policial. –¿Qué plazos tiene la obra? –En la reunión que mantuvimos en la Gerencia [de Urbanismo] se nos explicó que la licitación de la obra sería a partir de septiembre u octubre, pero a petición de los comerciantes de Almirante Lobo se retrasará a noviembre o final de año, ya que el otoño suele ser buena temporada turística. El plazo es de seis u ocho meses, aunque también se nos habló de hacerlo por fases. Todo ello tras recibir el visto bueno de Patrimonio.   –¿Qué otros problemas preocupan a los vecinos? –Hay una nueva calle que se ha abierto –no está rotulada– entre el Corral de la Herrería y la propia Casa de la Moneda que, pese a ser peatonal, está siendo utilizada como aparcamiento clandestino al carecer de vigilancia policial. Ello genera demasiado ruido a los residentes con el continuo trasiego de vehículos a diferentes horas del día. Hemos trasladado el problema al distrito [Casco Antiguo] y esperamos una solución rápida. También nos preocupa el ruido en la zona de negocios de nueva apertura –como Marca– y otros de eventos y celebraciones –Casa Guardiola– en locales no acondicionados acústicamente. Por último, deseamos saber qué solución se dará a los residentes que actualmente aparcan en superficie en el Corral de la Herrería el tiempo que dure la obra. –¿Qué beneficios o perjuicios ha traído consigo la peatonalización de la Avenida y su entorno? –Ello era necesario y el tiempo ha dado la razón. A vista de todos está que hay menos ruido, menos contaminación y, por lo general, todo el mundo está menos crispado. En este tema, hemos ido demasiado tarde con respecto a Europa. Hay que ir más al transporte público sin olvidarse de los habitantes, ni dejar de proporcionar –en concesión– aparcamiento para los residentes de las zonas que se cierran al tráfico.

  • 1