Local

Pedaleo hasta el banquillo

El Ministerio Público está buscando fórmulas que aseguren la condena de los actos vandálicos en los juzgados. A la Fiscalía le preocupa el elevado número de menores vándalos.

el 28 sep 2009 / 19:51 h.

TAGS:

Una de las principales preocupaciones de la Fiscalía de Menores de Sevilla es el alto número de actos vandálicos cometidos por los menores contra las bicicletas de Sevici. Un interés que se ha traducido en reuniones entre el Ministerio Público, la empresa JCDecaux y el Ayuntamiento de Sevilla para encontrar fórmulas judiciales que ayuden a atajar este problema cada vez más creciente.


"Es un problema no sólo de menores, sino también de los adultos, pero nos preocupa mucho que haya niños que se diviertan con eso", aseguran desde la Fiscalía de Menores. Uno de los puntos en el que se está trabajando es en sustituir las condenas por trabajos en beneficio de la comunidad, aunque desde la Fiscalía reconocen que lleva un problema añadido: la falta de plazas. Aún así, son muchos los menores condenados a este tipo de trabajos "por ser una medida que les ayuda a reinsertarse".


Pero lo que más preocupa a la Fiscalía no es el resultado, es decir, la condena, sino llegar a ella. "Nos hemos encontrado con muchísimas sentencias absolutorias", con lo que además del daño ya causado al servicio público, y como consecuencia a sus usuarios, la empresa se queda sin recibir ninguna indemnización y el daño sin castigar.


Por ello, la prioridad del Ministerio Público es buscar la fórmula infalible que posibilite que todos los robos y los actos vandálicos cometidos contra las bicicletas acaben siendo castigos de un modo u otro. De hecho, en la actualidad se está logrando que gran parte de los casos que acaban en procesos judiciales se cierren con una conformidad previa. Es decir, los fiscales están optando por soluciones extrajudiciales, de tal forma que si el menor, o el adulto, que ha cometido el acto vandálico lo reconoce y lo paga, no es necesario continuar con el proceso judicial. "Con ello estamos evitando llegar a juicio y que la empresa sea indemnizada", indican.


Sin embargo, desde la Fiscalía aseguran que lo ideal sería una leve reforma del Código Penal, "aunque esto depende del legislador", de tal forma que el delito de utilización indebida de vehículos se incluya también aquellos que no son a motor. Ello posibilitaría ampliar el castigo del vandalismo de las bicis no sólo a los daños y a los robos, sino a otros casos para los que ahora se están encontrando con mucha dificultad de condenar al no poderse acoger a los tipos delictivos actuales del Código Penal.


De hecho, el Ministerio Fiscal no descarta elevar dicha reclamación a la Fiscalía General del Estado para que solicite al Gobierno este cambio, que beneficiaría no sólo a las bicicletas de alquiler, sino también a aquellos ciudadanos cuyas bicis sean robadas y a otras ciudades con el mismo sistema que Sevici.


Por ahora, la Fiscalía tendrá que conformarse con imputar delitos de daños o robos contra las personas que son detenidas por estos actos vandálicos. Pese a todo, estos delitos tienen en muchas ocasiones la dificultad de demostrar que la persona a la que se le imputa es la que lo ha cometido, de ahí el alto número de absoluciones. La intención es que ocurra como con los vehículos de motor: si una persona es localizada con uno robado, aunque no sea la que lo ha cometido, puede ser condenada por la utilización indebida.


No obstante, desde la Fiscalía de Menores apuntan que el castigo penal no es la única solución a este tipo de vandalismo, sino que también hay que trabajar la prevención por parte de las administraciones. "El castigo no es la mejor herramienta, la educación y una buena política de asuntos sociales es la clave para evitar que este tipo de actos vaya cada vez a más", aseguran.

  • 1