Local

Pedraz procesa de nuevo a los militares que mataron a Couso

El caso por la muerte del cámara de Telecinco José Couso en Bagdad el 8 de abril de 2003 no se ha cerrado. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz volvió a procesar ayer a los tres militares de EEUU que supuestamente lo mataron, después de que la Sala de lo Penal revocara el procesamiento en 2007.

el 16 sep 2009 / 03:06 h.

TAGS:

El caso por la muerte del cámara de Telecinco José Couso en Bagdad el 8 de abril de 2003 no se ha cerrado. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz volvió a procesar ayer a los tres militares de EEUU que supuestamente lo mataron, después de que la Sala de lo Penal revocara el procesamiento en 2007.

Así lo ha acordado el magistrado en un auto dictado después de haber recibido recientemente la declaración por escrito como testigos de los ex ministros de Defensa Federico Trillo y de Exteriores Ana Palacio, al estimar que existen "indicios racionales" de criminalidad.

Pedraz ya había procesado el 27 de abril de 2007 al sargento Thomas Gibson y sus superiores, el teniente coronel Philip de Camp y el capitán Philip Wolford, por los delitos de asesinato con alevosía y contra la comunidad internacional, aunque ahora mantiene este último y los procesa por homicidio. El magistrado recuerda que Gibson fue el autor material del disparo, quien cumplía la orden de Wolford (al mando de la unidad) y al que se la comunicó el tercer implicado, el teniente coronel De Camp, jefe del regimiento de blindados.

Pese a la decisión de la Sala de lo Penal, Pedraz reactivó la causa y citó a declarar a Trillo y Palacio, así como a testigos directos de los hechos, además de pedir al Ministerio de Defensa que designara dos expertos en armamento para determinar la "capacidad destructiva" del proyectil lanzado desde el carro de combate contra el Hotel Palestina, donde murió Couso y el reportero de la agencia Reuters Taras Protsyuk.

Las autoridades de EEUU alegaron ante el juez que el ataque se produjo "en defensa propia", pero Pedraz en su resolución señala que "la explicación norteamericana en la nota remitida resulta escasa y genérica, sin datos concretos; además de cuestionable, porque se contradice con otras diligencias".

  • 1