Deportes

Pedro León tendrá el lunes permiso para jugar si el juez admite medidas cautelares

Más de dos meses después de quedarse sin ficha federativa tras superar su club el tope salarial impuesto por la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

el 11 nov 2014 / 15:58 h.

Pedro León, durante un entrenamiento. / Juan Aguado. Pedro León, durante un entrenamiento. / Juan Aguado. Pedro León, futbolista del Getafe, podría obtener el próximo lunes las medidas cautelares que le permitan volver a competir en la Liga BBVA, más de dos meses después de quedarse sin ficha federativa tras superar su club el tope salarial impuesto por la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Ese es el plazo al que se comprometió hoy el juez que escuchó este martes a todas las partes implicadas, en un caso que podría tener los días contados, de forma cautelar, para Pedro León, que no ha disputado ni un minuto del campeonato después de once jornadas de competición. Los representantes jurídicos de la LFP y de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) expusieron el caso en una vista celebrada en el Juzgado de lo Mercantil. Mientras que el sindicato de futbolistas solicitó las medidas cautelares para que Pedro León pueda volver a ejercer su profesión, la institución presidida por Javier Tebas insistió en aplicar con contundencia la norma del tope salarial para negar la licencia al extremo diestro del Getafe. Juan Manuel Fernández, abogado de la AFE, explicó a EFE que solicitó las medidas cautelares para que no se apliquen las normas "que sin apoyo legal" tienen dictadas la Liga de Fútbol Profesional que "impiden" jugar a Pedro León. "Ellos (la LFP) se han opuesto. Han alegado su realidad, pero su realidad no tiene amparo legal. Eso supone, a nuestro juicio, un abuso dominante contrario a la Ley de Competencia. Posición dominante que solo podría corregirse a través de una excepción que establezca la ley. En este caso no hay ley que ampare eso, por lo cual, a nuestro juicio, se está vulnerando la Ley de Competencia", dijo. Durante la vista, los representantes legales de la LFP solicitaron una caución de un millón de euros que debería abonar Pedro León en concepto de daños y perjuicios en el caso de perder el juicio definitivamente. Mientras, los servicios jurídicos de la AFE ofrecieron una cantidad de 1.000 euros. "El juez es quien lo tiene que moderar y ellos han pedido un millón de euros sin ningún fundamento. Hay que tener en cuenta no se va a producir perjuicio alguno en el caso de que nos otorguen la cautelar y se deje jugar a Pedro León. Esa petición es desorbitada. Adelanto que en ningún caso se va a aceptar una caución tan desorbitada y sin ningún fundamento", apuntó Fernández. El representante de la AFE aseguró que espera la resolución sobre la medida cautelar dentro de menos de una semana. Si Pedro León la consigue, podría disputar la duodécima jornada de la Liga BBVA. "El juez se ha comprometido para tener la resolución el lunes. Si no es el lunes, el juez es muy competente y en los primeros días de la semana estará. Habrá que ver la resolución del juez y pretendemos y esperamos que a partir del lunes ya pueda jugar", declaró. La LFP declinó hacer declaraciones tras la vista de hoy, a la espera del dictamen del juez. Su abogado fue Miguel García Caba. Juan Manuel Fernández resaltó el daño que está sufriendo Pedro León y que una de las causas de la petición de la medida cautelar es evitar que el jugador del Getafe esté una temporada completa sin poder disfrutar de su trabajo. "Hay un juicio en el que a través de la demanda se examina todo esto. Lo que pasa es que la medida cautelar está motivada por el perjuicio que un jugador tiene por no participar en una competición. Un jugador que no participa en una competición pierde categoría, no se le conoce en todo el ámbito deportivo si esta toda la temporada sin jugar. Se le estaría causando un perjuicio muy grave", señaló. También criticó la norma del tope salarial de la LFP. El Getafe tenía un tope de 17 millones de euros y cuando presentó las fichas a la LFP, la de Pedro León estaba en el último lugar. En cuanto se superó esa cifra, automáticamente saltaron las alarmas y fue quien se quedó sin el permiso federativo para poder jugar esta temporada. El club, sin embargo, pese a no poder contar con su futbolista, tiene que pagarle su salario. Fernández criticó a EFE esa norma de la LFP. "Aparte de no tener apoyo legal, si pretende sanear el mundo del fútbol y que no haya un gasto excesivo, tampoco se consigue porque el club tendrá que estar pagando al jugador las cantidades comprometidas. Se causa un gran perjuicio sin poder jugar y sin poder demostrar su valía y proyección profesional", concluyó.

  • 1