Cofradías

Pedro Manzano suplantará las articulaciones del Gran Poder

El Señor será retirado del culto “cuatro o cinco días” de julio para una intervención conservadora

el 26 jun 2012 / 21:25 h.

Será una intervención corta en el tiempo -no se prolongará más allá de "cuatro o cinco días" del próximo mes de julio-, se desarrollará en dependencias de la propia basílica y la misma correrá a cargo del restaurador Pedro Manzano. Los hermanos del Gran Poder aprobaron anoche por unanimidad en cabildo general extraordinario la propuesta de intervención en las articulaciones de la imagen del Señor propuesta por la junta de gobierno.


La actuación, que se produce sólo 25 meses después de la última restauración sobre la imagen, consistirá básicamente en la modificación de las articulaciones de los brazos del Señor, "un problema que se venía manifestando desde hace tiempo y que se agudizó a raíz de la agresión" sufrida en 2010, hasta el punto, detalla el hermano mayor de la corporación, Enrique Esquivias, que para evitar que se movieran, las manos del Nazareno salían cada Madrugá sujetas a la cruz con tanza (hilo de sedal).


Manzano se encargará de implantar en la imagen dos sistemas de articulación diferentes. En el caso de los hombros, se sustituirá el sistema de gozne o de galleta que actualmente posee, por el llamado de rótula, "que es el que aconseja ya todo el mundo y que permitirá que la fuerza se ejerza ahora sobre la rótula y no sobre la espiga interior, que era fija". Mientras que en el caso de los codos, y con el fin de "ser respetuosos con el antebrazo y las manos del Señor, que son de Juan de Mesa", en lugar del sistema de rótula, se implantará un nuevo procedimiento denominado de doble disco dentado "ideado especialmente por Pedro Manzano para no ser agresivo con el antebrazo" de la imagen. Gráficamente, este sistema consiste en una doble piruleta, cuyos discos, dentados, se superponen y se aprietan con una tuerca. Las espigas (o el palo) de las piruletas encajarían una en el brazo y otra en el antebrazo de la talla. Todas estas modificaciones "garantizarán mayor seguridad y firmeza en la postura de los brazos", señala Esquivias.


La hermandad ha nombrado una comisión de seguimiento de la intervención compuesta por los historiadores José Roda Peña y por Alberto Villar Movellán. Asimismo, Joaquín Cruz Solís ha estado al corriente de los detalles de esta intervención, a la que ha otorgado su visto bueno.


La junta de gobierno solicitó ayer a los hermanos carta delibertad para poder fijar las fechas de la intervención de acuerdo con el restaurador, ya que algunas de estas piezas hay que fabricarlas todavía. Con todo, sí se sabe que la actuación se llevará a cabo a lo largo del mes de julio y no se prolongará más allá de cuatro o cinco días, con el criterio, además, de que no coindirá la retirada del culto del Señor ni con un viernes ni con un sábado.


Como en anteriores restauraciones, la actuación se llevará a cabo en el antiguo tesoro de la hermandad.

  • 1