Local

Pekín juzga al disidente que reclamó el sufragio universal

La Policía impidió una manifestación de los partidarios de Liu Xiaobo.

el 23 dic 2009 / 19:34 h.

TAGS:

Un partidario del disidente Liu Xiaobo exigió ayer durante el juicio la libertad del preso más célebre de toda China.

El juicio contra Liu Xiaobo, uno de los disidentes políticos más conocido de China, quedó ayer visto para sentencia después de que el escritor firmara el año pasado un manifiesto pidiendo el fin del sistema de partido único en su país mediante el sufragio universal. "Estamos a la espera de que el juez pronuncie sentencia. No sabemos cuándo puede suceder", señaló a Efe el abogado, Mo Shaoping, quien indicó que el juicio empezó a las 9 de la mañana de ayer y finalizó poco antes de las 12 del mediodía.

Al Tribunal Popular Intermedio Número 1 de Pekín, en el barrio de Shijingshan, acudieron ayer unos 200 seguidores de Liu, entre ellos unos 60 convocados a través de la red de microblogging Twitter que portaban un lazo amarillo en apoyo al activista. "Él representa la libertad de expresión", dijo uno de los allí presentes, apellidado Liu, rodeado de otros internautas que pedían "Libertad para Bo" o el fin de la censura en internet de redes como Twitter o Facebook.

Sin embargo, el fuerte cerco policial, que mantuvo acordonado el acceso al tribunal, impidió que tanto estos manifestantes como los diplomáticos europeos y americanos que querían acceder al juicio como observadores lograran su objetivo final. Los firmantes más famosos del manifiesto político, llamado Carta 08 y por el que Liu ha sido juzgado, habían anunciado que acudirían a la puerta del tribunal para compartir de forma simbólica la responsabilidad de la firma, pero fueron retenidos en sus domicilios por la Policía.

Unos 300 disidentes, artistas e intelectuales firmaron la carta, en la que se exigía la aplicación de derechos recogidos en la Constitución china, como el fin del partido único, el sufragio universal, la libertad de prensa y de expresión o la mejora del medio ambiente. Entre los retenidos y amenazados ayer por la Policía, están la propia esposa del encausado, la poetisa Liu Xia, la líder de Madres de Tiananmen, Ding Zilin, o Bao Tong (el ex secretario del líder Zhao Ziyang, que defendió a los estudiantes de la plaza de Tiananmen en 1989), entre otras decenas de activistas en todo el país, según informó ayer la ONG Chinese Human Rights Defenders (CHRD).

De todos los entonces firmantes, Liu, que el lunes cumplirá 54 años, fue el único detenido, el 8 de diciembre de 2008, un arresto que provocó las críticas en todo el mundo en el último año y que, paradójicamente, ha dado más visibilidad al manifiesto, que cuenta con 10.000 signatarios. Entre ellos, Salman Rushdie, Margaret Atwood o Umberto Eco. Liu Xiaobo es famoso desde que inició la huelga de hambre de los intelectuales durante las protestas de estudiantes pro democráticos en Tiananmen, atajadas violentamente por el Ejército el 4 de junio de 1989 con la muerte de cientos de manifestantes. Entonces profesor de Literatura, Liu fue condenado a 20 meses de cárcel, y a otros tres años en un campo de reeducación laboral en la pasada década por persistir en su activismo, por lo que éste será su tercer encarcelamiento, que podría durar entre 5 y 15 años.

  • 1