miércoles, 21 noviembre 2018
18:36
, última actualización
Local

Pequeño gran bar

De pocas dimensiones, pero acogedor y con encanto, este local nos certifica dos cosas: que hay que buscar joyas en los barrios y que el tamaño no importa para dar calidad y buenos productos.

el 16 dic 2011 / 09:03 h.

TAGS:

Buena decoración y materia prima en un local que hace las delicias de cuantos lo conocen y en el que, solícito , Raúl Mena ofrece lo mejor con el mejor trato.

El local, abierto desde 2008, es de reducidas dimensiones, como muchos buenos bares de Sevilla, pero tiene dos aliviaderos importantes, una de esas ventanas que dan a la barra y que tanto me gustan y una buena terraza en calle peatonal para disfrutar tranquilamente de los vinos y viandas del local mientras los niños van arriba y abajo.

En la barra, atiende solícito y educado Raúl Mena, con su pañuelo verde al cuello y un floreado delantal y se ve que se preocupa por el negocio, limpio, ordenado, puesto con gusto, una especie de bar abacería con un punto rústico de ladrillos vistos, donde el vino es protagonista de la decoración, junto a algunos aperos y otros objetos con rancio abolengo de sevillanía, un costal, un poema a Triana, unos jarrillos de lata. Impresionan, por la escala con respecto al local y por la buena pinta de la madera, las puertas de los baños, que no defraudan, cuidados y bien decorados a tono con el resto del establecimiento. La cosa pintaba bien desde la entrada, con esas dos barricas de manzanilla La Goya, sus faroles, las forjas y, en estos días, las rojiverdes poinsetias, la flor de Pascua que dicen los gurús de lo fashion que ya no se llevan pero que siguen adornando tanto en Navidad.

Antonio no tenía experiencia hostelera, pero Raúl sí. Había estado en La Vieja Abacería de la calle Alhelí, seguimos con las flores, vaya por Dios. Raúl es de estirpe jerezana y por eso en Azahar se comen unos guisos de categoría que hace su señora madre, del mismo Jerez, de hecho se pueden encargar guisos, como una mismísima berza jerezana, para que nos la preparen y disfrutar con un grupo de amigos con los buenos vinos de la casa y, por qué no, con unos digestivos gin tonics, prolongando el almuerzo hasta que haga falta. También se le puede encargar la visita a domicilio, o sea, que te lo preparan, te lo llevan y te lo sirven donde a uno le sea menester.

Tapas calientes a parte, la casa cuenta con un amplio surtido de quesos, con especial mención del rulo de cabra (3,80 euros) con diversas compotas para acompañar, también son especialistas en mousse de foie (3 euros). Hay panes de la casa y, por supuesto chacinas de cerdo ibérico y paleta (2,50/12 euros) y caña de lomo (2,50/12 euros); la carta cuenta también con una buena nómina de montaditos.

Probamos unas muy buenas espinacas con garbanzos (2,50/8 euros), buenas hojas de espinacas, nada de esas briznas que ponen en otros sitios, con un buen punto de especias, buena textura de los garbanzos y nada de aceitosidad, si me permiten el vocablo, para remate, unas rebanadas de pan tostados levemente, sabiendo a pan.

Una de las grandes bazas que estimo tiene este local en la carta de tapas es la berenjena gratinada (2,80/9 euros), otra tapa que tiene peligro de concentrar excesivo aceite, no es así en este caso, una fina loncha de berenjena sobre la que va una carne picada bien condimentada con verduras y sobre ellas, dos tipos de quesos fundidos y el gran toque de hierbas provenzales, el conjunto es muy sabroso y equilibrado, una gran tapa. Se cuidan las presentaciones y se pone cestillo de pan caliente y picos de Fuentes de Andalucía.

Acompañamos con el vino del mes, servido en buena copa, un Museum Real Reserva del 2005 con cuerpo en boca, redondo, con fondo de tostados finos y especias, un recuerdo de incienso y buena madera. La copa a 3 euros y la botella a unos moderados 15 euros, hay una oferta para llevar, por 30 euros tres botellas. Señalar que todos los vinos, así como quesos y productos ibéricos se pueden comprar para llevar a casa. Se mencionaron de pasada los gin tonics, aspecto que se cuida con variedad de marcas y buen servicio, como London no 1, Brockman's, Saffron, Gin Mare, Bulldog o Master's. La media es de 6,50 euros.

  • 1