Local

Pequeño gran público

Un público pequeño pero exigente es el protagonista esta semana del XIII Festival de Teatro para Niños de La Rinconada. Una convocatoria que abarca incluso a los bebés, que ayer fueron espectadores.

TAGS:

Un público pequeño pero exigente es el protagonista esta semana del XIII Festival de Teatro para Niños de La Rinconada. Una convocatoria que abarca incluso a los bebés, que el martes fueron espectadores de una pieza especialmente creada para ellos.

Nada más sorprendente que entrar en una sala con 25 niños de entre 2 y 3 años y no escuchar ni un suspiro. Ésa era la inusual estampa que acogía el martes el Centro Cultural de la Villa, en el barrio de San José.

La explicación:una peculiar obra de teatro exclusivamente creada para ese perfil de público acaparaba toda la atención de los pequeños y de sus madres, que dividían sus miradas entre el espectáculo y la admiración por las distintas reacciones de sus retoños a cada paso de los actores.

Sobre el escenario tan sólo los dos bailarines que con sus gestos, sus miradas, sus movimientos y, sobre todo, su vivacidad lograron trasmitir, aunque tan sólo fuera por 20 minutos, toda la magia del teatro a este público tan especial.

Pasados los primeros momentos, empezaron a brotar las primeras risas, incluso el "¡anda!" de algún niño se dejó escuchar. Y fue sólo el comienzo porque la sorpresa no se borró de sus rostros hasta el final.

Durante la obra, invitados por los actores, algunos de los pequeños se incorporaron a la escena, otros disfrutaron de las texturas de pañuelos, guantes y otros objetos, en un espectáculo a través del que "no sólo se ofrece entretenimiento, sino que también se busca trasmitir un valor social", explicó Luis Fas, miembro de la compañía Da Te Danza.

Son el baile y la música las herramientas que en esta nada fácil labor de acercar al teatro y al arte a los niños emplean en esta compañía de Granada. En su espectáculo titulado Mua mua nada es casual. Un trabajo de investigación y de seguimiento de la labor de los monitores en escuelas infantiles precedió a su creación inspirada además en movimientos procedentes de ejercicios de psicomotricidad.

El objetivo que pretenden: "Buscar en el subconsciente de los niños, trasladándonos a su mundo". Recuerda así "la satisfacción que produce ver el resultado". La misma que el pasado martes se manifestaba en los rostros de las madres y de la directora de la guardería invitada, Maribel Serrano. "Ha conseguido ponernos contentos a todos, madres, niños y monitores", resumió al final del espectáculo, que a más de uno se le hizo corto.

  • 1