lunes, 17 diciembre 2018
03:26
, última actualización
Local

'Nicolás': "Me invitaron a la fiesta de Felipe VI, no me colé"

"A Aznar le conozco porque empecé en FAES; nuestra relación terminó porque le decía lo que me parecía mal y no le gustaba, su ego es enorme" agregó Francisco Nicolás Gómez Iglesias.

el 23 nov 2014 / 09:32 h.

TAGS:

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como "el pequeño Nicolás", afirma en una entrevista con el diario El Mundo: "Me invitaron a la fiesta (la proclamación) de Felipe VI, no me colé". En la segunda entrega de sus declaraciones a ese periódico, Gómez, que fue detenido a mediados del pasado octubre en Madrid acusado de hacerse pasar por miembro del Gobierno y usar documentación falsa y puesto en libertad el 17 de ese mes, ha declarado: "Los servicios de inteligencia pinchan teléfonos cuando entienden que alguien representa un problema para personalidades del Estado". Preguntado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Gómez ha dicho: "Lo conozco desde que tenía 14 años, me llamaba Fran, yo era como el niño del PP, aunque ahora no quiero saber nada de ese partido". También se ha pronunciado sobre el expresidente del Gobierno José María Aznar: "A Jose le conozco porque empecé en FAES; nuestra relación terminó porque le decía lo que me parecía mal y no le gustaba, su ego es enorme". Tras indicar que celebró uno de sus cumpleaños en el ático del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en Estepona (Málaga), agrega que tuvo relación con el exministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, con quien "tenía planificados negocios de Sanidad, Educación y Servicios de Inteligencia en Guinea Ecuatorial". Tanto la Casa de Rey como la Vicepresidencia del Gobierno desmintieron ayer las palabras de Francisco Nicolás Gómez en la primera entrega de la entrevista de El Mundo. En una entrevista concedida a Telecinco, recogida por Europa  Press, Francisco Nicolás ha advertido de que si le llegara a pasar  "algo" el citado material "saldría a la luz". "Yo creo que está  totalmente claro", ha respondido al ser preguntado si considera que  le quieren "quitar de en medio". Dicho esto, el conocido como el 'pequeño Nicolás' ha afirmado que  su caso le recuerda al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando  este dijo sobre la presunta contabilidad B del PP: "Todo lo que se  refiere a mí y a los compañeros del partido no es cierto, salvo  alguna cosa que han publicado los medios". "La gente dirá este niño  no es un impostor (...) Las pruebas irán saliendo", ha apostillado  Francisco Nicolás. "Todos los encargos y todos los servicios que yo realizo hay  pruebas y hay testigos", ha manifestado, para después añadir que "sí"  va a mostrar "cierta información" esta próxima semana. Además, ha  revelado que, en el momento de su detención, la policía le pidió su  "contraseña de correo y el móvil", a su juicio, para "destruir" toda  la información que pudiera. Francisco Nicolás ha defendido que ha colaborado con el CNI  --donde ciertos agentes le pidieron llevar a cabo actuaciones  "alegales"--, la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real, en  concreto, con la Infanta Cristina y el Rey Don Juan Carlos. "El día  de su abdicación le envíe un mensaje", ha explicado, al tiempo que ha  dicho que Don Juan Carlos le respondió agradecido. Seguidamente, ha asegurado que "hace dos meses y medio" estuvo con  la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien  --según ha insistido-- le invitó en 2011, la noche electoral, a estar  en el balcón de Génova, y que asistió a reuniones sobre Eurovegas en  una finca de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. "Excepto que tengo el ébola, se ha dicho de todos sobre mí", ha  declarado, al tiempo que ha desmentido que haya tenido una "relación  sentimental" con el secretario de Estado de Comercio, Jaime  García-Legaz. "Pondré una querella a quien diga que hemos tenido una  relación sentimental", ha avisado. Por otra parte, el 'pequeño Nicolás' ha reiterado que entre los  "trabajos" que ha realizado para altas instituciones del Estado se  halla la mediación con el sindicato Manos Limpias en la imputación de  la Infanta Cristina en el 'caso Nóos'. Francisco Nicolás ha explicado que tras "40 días de encierro  voluntario", finalmente se encontraba "un poco mareado y disperso".  "En esta historia no se está contando la verdad porque, a lo mejor,  no interesa", ha aseverado, para después confesar que sí se siente  "utilizado en este momento". Finalmente, ha afirmado que ha decidido contar su historia porque  "se han pasado unas líneas rojas" que, a su juicio, "ya eran  preocupantes" y porque se lo han aconsejado desde el CNI por su  "seguridad". Ha concluido que recibido llamadas telefónicas "de gente  importante" para que no hablara.

  • 1