Local

«Perales defendía la política con mayúsculas y eso hará la fundación»

La responsable ejecutiva de la nueva Fundación Alfonso Perales y parlamentaria por Almería representa ese rostro joven y enérgico que el PSOE andaluz quiere mostrar con esta nueva iniciativa, una fábrica de ideas con las que renovar el ideario socialista y recordar a una de sus figuras emblemáticas.

el 16 sep 2009 / 08:34 h.

TAGS:

-¿Qué es la Fundación Alfonso Perales y cuándo surge?

-Desde que se creo la Secretaría de Ideas en el último congreso del PSOE-A, pensamos que tenía que existir un instrumento para canalizar sus actividades, un think tank que fuera una fábrica de ideas y una fuente de formación. Ya desde antes de que naciera, el partido había pensado que llevaría el nombre de Alfonso Perales en homenaje a este gran político. Llevamos más de un año trabajando en ello pero queríamos tener un proyecto sólido antes de presentarlo a la sociedad.

-En esta mesa se sentarán de nuevo los nombres más históricos del PSOE-A, casi todos los de la foto de la tortilla, ¿no falta un relevo generacional en el partido?

- Se equivoca. Vamos a abrir la Fundación a la sociedad andaluza, no queremos que se quede en un instrumento endogámico o que reproduzca estructuras de poder que ya existen. Pero desde luego no vamos a desperdiciar a nuestros grandes valores, por eso hay un Comité de Honor que acoge a todas las personas con una gran experiencia y bagaje en la política. Como hay un grupo de trabajo con toda la sabia nueva del PSOE, con la gente más joven que puede aportar una visión distinta. Existe un equilibrio.

-¿En qué temas va a trabajar la Fundación?

- Nos reuniremos con cierta periodicidad y el trabajo lo vamos a desarrollar en cinco áreas de pensamiento que lideran profesionales de reconocido prestigio. Hay un área de Pensamiento Político con Javier Pérez Royo al frente; de Economía y Hacienda, con Mercedes Rodríguez Piñero; Educación, Ciencia e Innovación, con Bernat Soria; Construcción Ciudadana, con Rosario Valpuesta, y Andalucía y el Mundo, con Bernardino León. Queremos trabajar sobre temas que preocupen a la gente, a la sociedad andaluza. La idea es también trabajar mucho en las provincias. No queremos que la Fundación sea un instrumento decorativo o un foro de cara a la galería.

-¿Este foro nutrirá, por ejemplo, el próximo programa electoral del PSOE-A o de alguna forma influirá en las políticas que lleve a cabo el Gobierno?

- Son cosas distintas. Nosotros vamos a hacer propuestas valientes y de futuro y claro que queremos que se apliquen, pero el Gobierno o el partido tiene que decidir libremente qué es lo que asume o no. A lo mejor muchas de nuestras propuestas no se asumen ahora pero sí dentro de unos años. Trabajaremos mirando al futuro, un paso más allá, aunque tampoco se tratar de hacer propuestas por llamar la atención.

-¿Esta Fundación es una forma de rejuvenecer a un partido, el PSOE de Andalucía, al que la oposición acusa de conservador e inmovilista después de casi tres décadas en el poder?

- Los tanques de pensamiento como éste surgen en Estados Unidos, donde hay una alternancia de gobierno cada ocho años. No tiene nada que ver. Se trata de tener un instrumento para pensar y reflexionar cada día con independencia de que se esté gobernando otros 10, 20 o 30 años. Somos un partido que continuamente se dedica a pensar en el futuro. Ése es gran parte el secreto de nuestro éxito.

-¿Cómo se va a financiar?

- Igual que cualquier otra institución sin ánimo de lucro. Nos presentaremos a las subvenciones públicas igual que hacen otras fundaciones como FAES o Ideas. Y siempre con proyectos muy sólidos.

-¿Qué supuso la figura de Alfonso Perales para el Partido Socialista?

- No tuve la suerte de conocer personalmente a Alfonso pero sí es verdad que todos los dirigentes socialistas con los que hablo utilizan siempre los mismos adjetivos para referirse a él. Aparte de su calidad humana e intelectual, Perales era un político de consenso, con mucha empatía, que defendía la política con mayúsculas y eso son los valores que queremos mantener en la Fundación. No hay mejor homenaje que mantener vivo su espíritu y que llegue a otras generaciones. Sus valores los reconocen hasta sus adversarios políticos y mire si eso es importante.

  • 1