lunes, 18 febrero 2019
10:44
, última actualización
Local

"Perdonamos como cristianos al agresor del Señor de Sevilla"

La hermandad del Gran Poder descarta sumarse al proceso judicial.

el 24 jun 2010 / 18:17 h.

TAGS:

"Como cristianos que somos perdonamos al agresor del Señor de Sevilla, pero perdonar no está reñido con reclamar que se haga justicia. De todos modos, lo que no vamos a hacer es personarnos en el proceso judicial como acusación porque ése no es en ningún caso nuestro papel, pera eso está la Justicia". Así de contundente se mostró ayer el hermano mayor de la hermandad del Gran Poder, Enrique Esquivias.

Éste, además, mostró su "extrañeza" por la imputación inicial realizada al agresor de la talla: "Entiendo que la imputación por un delito contra el patrimonio es la inicial y que luego se tendrá que instruir el caso y determinar la imputación definitiva y redactar el escrito de acusación. Pero, como abogado y a título personal, la interpretación que hago es que hubiera sido más lógico imputarlo por un delito contra el sentimiento religioso, que está perfectamente tipificado en el Código Penal".

Con todo, Esquivias aseguró que la hermandad "no quiere generar ningún tipo de polémica con este asunto y que se va a mantener al margen del proceso judicial". Las diligencias, por cierto, han sido incoadas en contra de este funcionario de prisiones por el Juzgado de Instrucción número 10.

El hermano mayor del Gran Poder aseguró, con todo, que la hermandad "sí se reserva la potestad de reclamar al imputado los daños ocasionados a la imagen", si bien recalcó que "de momento, no están cuantificados". Aclaró que "en cualquier caso, la hermandad tiene contratada una póliza de seguros que cubre el arreglo de estos daños".

"sometido a tratamiento". Luis C.O., el hombre de 37 años que fue detenido en la tarde del pasado domingo tras arrancarle un brazo a la imagen de Jesús del Gran Poder al término de la misa en la Basílica de San Lorenzo, permanece ingresado en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva para ser sometido a "diagnóstico y tratamiento", según informaron a Europa Press fuentes de este centro hospitalario.

Luis C.O. fue trasladado la tarde del miércoles desde el Hospital Virgen Macarena hasta la Unidad de Agudos de Salud Mental del hospital onubense, su centro sanitario de referencia al tener fijada su residencia en esta provincia.

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias ha resuelto suspender de sus funciones de manera cautelar y provisional al detenido, una decisión que fue adoptada ante la "agresividad" y la "falta de control" demostrada por el encartado durante el incidente, toda vez que este organismo considera que en estas circunstancias Luis C.O. puede suponer un "riesgo" para los internos y trabajadores.

Hasta la fecha, el implicado ha desempeñado sus funciones en el centro penitenciario de Huelva con normalidad.

La decisión de Instituciones Penitenciarias se produce así ante la posibilidad de que este hombre pueda sufrir algún tipo de patología de tipo mental.

  • 1