Local

Peres prevé "una Libia sin Gadafi" después de que éste reclamase "un Oriente Próximo sin Israel"

el 21 feb 2011 / 20:37 h.

TAGS:

El presidente de Israel, Simon Peres, se ha referido este lunes a  las revueltas populares que sufre Libia y ha dicho que su dirigente,  Muamar Gadafi, unas semanas después de reclamar "un Oriente Próximo  sin Israel", sufre ahora una ola de manifestaciones que desembocarán,  a su juicio, en "una Libia sin Gadafi".

Durante su primer acto público tras aterrizar este lunes en  España, Peres se refirió a la ola de protestas que vive desde hace  semanas el mundo islámico y que padecen, en especial, los "tiranos".

En una conferencia en la sinagoga Bet Yaacov, sede de la Comunidad  Judía de Madrid, Peres ha subrayado que los jóvenes participantes en  las protestas antigubernamentales se han reunido de forma  "espontánea" porque "han podido ver las cosas tal como son" gracias  al papel jugado por Internet. Tras ello, han dicho: "`Ya no más!"

El mandatario israelí ha apuntado que Israel "nació como  democracia" y ha mostrado su deseo de que "todos los pueblos de  Oriente Próximo se hagan democráticos", para que los jóvenes "puedan  construir su futuro". "Todos esperamos un Oriente Próximo en paz", ha  añadido porque "nada garantiza más la paz que la democracia y nada  garantiza más la democracia que la paz".

Peres ha defendido una solución pacífica al conflicto con los  palestinos basada en dos Estados que coexistan. "Cuanto mejores sean  sus vidas, mejores serán las nuestras", ha explicado Peres, quien ha  descartado que Israel busque una "revancha" con sus vecinos. "La  mejor victoria que podemos alcanzar es la paz", ha aseverado.

"Estamos dispuestos a devolver tierras", ha declarado Peres, y ha  puesto como ejemplo la retirada israelí de la Franja de Gaza, donde  ahora gobierna 'de facto' la milicia palestina Hamás. En opinión de  Peres, "si Hamás sigue disparando seguirá siendo la mayor amenaza  para Gaza", y ha puesto en el lado contrario de la balanza  Cisjordania, controlada por Al Fatá y donde "los palestinos están  empezando crear su propio Estado".

En un repaso por la situación del mundo islámico, Peres ha  criticado al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad. Ha advertido que  "será condenado por la cultura persa y el pueblo iraní" y ha  sentenciado que aunque tenga bombas, lo que le convierte en "un  peligro para todo el mundo" es que no promulga "un mensaje de  esperanza".

En el caso de Libia, Peres ha recordado que Gadafi pidió hace un  par de semanas "un Oriente Próximo sin Israel". Ahora, en cambio, "va  a haber una Libia sin Gadafi". En este sentido, el dirigente hebreo  ha lamentado que a Gadafi "le importaba tanto Israel que olvidó  ocuparse de su propio pueblo".

RELACIONES CON ESPAÑA

La visita a España de Peres, que se reunirá mañana con el Rey y el  presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se enmarca en  el XXV aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas  entre ambos países.

Peres ha afirmado que las relaciones bilaterales han pasado desde  "la cúspide de la edad de oro al valle de las expulsiones" y ha  recordado la persecución de los judíos durante la Inquisición y el  franquismo.

Sin embargo, "la fuerza de nuestro pueblo no es sólo recordar el  pasado", ha apostillado, y ha hecho hincapié en que también "hay una  nueva España democrática, con libertades, moderna, con un corazón  abierto".

Peres ha rememorado las vicisitudes del pueblo hebreo y de Israel  desde su creación, hace 63 años, y ha subrayado que no viene a España  para tratar "viejos recuerdos", sino para "buscar amistad, paz y  democracia".  

  • 1