Local

Pérez pide al PSOE andaluz que frene el boicot de Viera a su candidatura

El candidato a la secretaría provincial del PSOE crítico con la actual directiva, Demetrio Pérez, anunció que ha pedido a la ejecutiva andaluza que lo proteja del boicot del actual dirigente del partido, José Antonio Viera.

el 15 sep 2009 / 07:14 h.

TAGS:

El candidato a la secretaría provincial del PSOE crítico con la actual directiva, Demetrio Pérez, anunció que ha pedido a la ejecutiva andaluza que lo proteja del boicot del actual dirigente del partido, José Antonio Viera, que todavía no le ha entregado ni siquiera el listado de los delegados a los que deben pedir el voto el 19 de julio.

Pérez solicitó "igualdad de oportunidades" para ambos candidatos de cara al congreso provincial de julio y recordó que el 13 de junio, cuando anunció que optaría al cargo, ya pidió a la ejecutiva "medios como un espacio en la sede y el censo de delegados". Ante la falta de respuesta, ayer anunció que ha recurrido a la dirección regional para que fuerce a Viera a faciltarle esos recursos.

Incluso llegó a bromear con la posibilidad de que seguidores de Viera estén detrás de un ataque a su blog, que ha sido "hackeado, en principio por una red turca, pero yo tengo una desconfianza enorme porque no logro entender por qué no quieren que me presente", según dijo al desgranar las líneas generales de su programa. La web, bloqueada el viernes pasado, seguía inactiva a última hora de ayer.

Su discurso, en principio constructivo, vertió ideas como la necesidad de reforzar el papel del militante de base: que las agrupaciones dejen de ser lugares "tristes y fríos en los que sólo se elaboran listas electorales" y permitir a sus miembros más participación en la vida de partido; o crear "foros de debate y encuentros en los que diputados, parlamentarios y senadores vayan a explicar sus proyectos, para que cualquiera tenga tanta información como la dirección política"; también permitir que controlen a los cargos públicos.

O la propuesta de un centro formativo para que los responsables socialistas tengan formación sectorial sobre sus cargos para que, por ejemplo, un recién nombrado concejal de Urbanismo tenga conocimientos técnicos de esa materia.

El programa, de 27 páginas y titulado Nuevo ciclo, nuevos retos incluye una "referencia ideológica" ya que, según Pérez, el socialismo debe recuperar su carácter transformador y su lucha por los desfavorecidos y ahondar en el municipalismo.

Tras mostrar su malestar porque aún no haya llegado a las agrupaciones locales el balance de gestión de esta etapa, ni una ponencia marco que permitirían abrir el debate en el congreso provincial, criticó el programa de Viera afirmando que echa de menos alusiones a la inmigración o medidas de cara al actual bache económico.

El candidato reclamó "un debate de ideas" y "nuevas formas de hacer las cosas" -su ya clásica crítica velada a la dirección provincial-. Dejó pasar sin negarla una pregunta sobre si acusaba de "autoritaria o sectaria" a la ejecutiva, a la que dijo no "atreverse" a calificar, y afirmó que si plantea el cambio es "porque hay cosas que mejorar".

Lo que sí hizo fue insistir en que el cambio de talante que él propugna implicaría que no se le negara la lista de delegados ni se frenara su candidatura, porque favorecen ese debate. Ironizando con que le darán el listado "el día 19 por la mañana", afirmó que está haciendo el doble de esfuerzo, yendo a las agrupaciones "una a una" en vez de poder enviar a los delegados una carta de presentación con los datos que figuran en el listado que la ejecutiva no le facilita.

Pérez estuvo arropado por alcaldes de la provincia -como el de San Juan, Juan Ramón Troncoso; el de Cañada Rosal, José Losada; el de Las Cabezas, Manuel Toajas; el del Viso, Manuel García y el de Montellano, Francisco Salazar, entre otros- y cargos socialistas como el concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, al que saludó interrumpiendo una frase con un sonoro "Hola, Alfonso", cuando éste llegó tarde y se sentó en primera fila.

  • 1