Cultura

Pereza encandila a su público más joven

El grupo madrileño volvió a triunfar en Sevilla en una gira que conmemora su décimo aniversario y con la que se retiran para preparar su próximo álbum. 

el 06 dic 2010 / 11:38 h.

El grupo madrileño Pereza deleitó a miles de sevillanos el pasado viernes en el concierto que ofrecieron en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (FIBES) dentro de la gira con la que recorren el país para conmemorar su décimo aniversario, y con la que se retiran momentáneamente de los escenarios para preparar su nuevo disco.

Rubén & Leiva disfrutan sobre el escenario, y se nota, porque transmiten esa energía a su público. Un público cada vez más joven, que en gran parte no supera los 20 años, y que lo mismo grita con igual histeria a los teloneros Sidecars que a Pereza, sin saber quienes son unos u otros. Es lo triste de un público que canta a voz en grito "Violento amor" o "Lady Madrid" -cortes de su último disco, "Aviones" -, pero que son incapaces de tararear siquiera el estribillo de canciones míticas del grupo como "Madrid" o "Superjunkies", del álbum "Animales". Un público que a plena voz gritaba -que no cantaba- e impedía disfrutar de la voz de Leiva en temas tan íntimos como "Llévame al baile" o "Amelie", una auténtica maravilla cuando se respeta al cantante, y que por suerte sí pudimos disfrutar unos pocos afortunados en los dos conciertos que dieron el año pasado en Sevilla en FIBES (con un aforo mucho más limitado entonces) y en la sala Fun Club. Se echó en falta también en este concierto una mayor conexión con el público, con el que apenas habló, ya que prácticamente enlazaba una canción con la siguiente.

En más de dos horas de concierto, hicieron un largo recorrido por "Algo para cantar", "Animales", "Aproximaciones" y "Aviones", dejando fuera grandes canciones como "Princesas", "Si quieres bailamos", "En donde estés" o "Matar al cartero", como tantas y tantas otras, según las preferencias de a quién se le pregunte.

Y como ya es habitual en todos sus conciertos, no podía faltar el homenaje a uno de sus grupos de cabecera, The Beatles. Antes de lanzarse con la canción homónima, se atrevieron a versionar, con gran acierto, "With a Little Help from my friends". Lo curioso, una vez más, escuchar a la chiquillería jalear a Rubén & Leiva, cuando seguramente no habrán escuchado nunca nada de la mítica banda inglesa, ni les sonaría siquiera como la canción de cabecera de la serie "Aquellos maravillosos años " en voz de Joe Cocker.

Llamativa fue también su versión del clásico "Stand by me" para cerrar el concierto, en la que demostraron que el escenario ya no les queda grande, aunque el público esta vez sí les quedó excesivamente pequeño.

LOS TELONEROS

Los peor parados del concierto fueron sin duda los teloneros, Sidecars , banda dirigida por el hermano de Leiva, y autor de la canción Soy fan de ti . Y no porque no se dejaran la piel sobre el escenario, sino porque el público, lejos de respetarlos, se dedicó a cantar canciones de Pereza durante su actuación, a gritarles "Fuera, fuera, que salga Pereza", o a aplaudir cuando Juancho, el cantante de Sidecars anunció que era la última canción. Un espectáculo lamentable para una banda que, con dos discos ya en el mercado, empieza a despuntar en el panorama musical español.

  • 1