Local

Periodismo recobrado

El Centro de Estudios Andaluces rescata la obra de Chaves Nogales y Blanco White.

el 14 mar 2010 / 20:40 h.

TAGS:

El Centro de Estudios Andaluces y la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla han puesto en marcha la colección Historia de la Comunicación en Andalucía, con el fin de contribuir al conocimiento y la difusión de la memoria del mejor periodismo de la región.
Los medios, la opinión pública y los periodistas son los principales protagonistas de esta colección con vocación histórica, que recuerda la importancia de los medios de comunicación en la construcción de la identidad andaluza. Hasta el momento hay dos libros en el mercado, ambos dedicados a escritores que dejaron huella en el mundo de la información.

El primer volumen, coordinado por las profesoras Pilar Bellido y Maribel Cintas, trata de la vida y obra del periodista sevillano Manuel Chaves Nogales, bajo el título El periodista comprometido. Manuel Chaves Nogales, una aproximación. Se trata de un trabajo conjunto de diferentes docentes de la facultad que refleja parte del trabajo que este profesional de la comunicación realizó en España y, posteriormente, desde el exilio en Inglaterra.
El segundo libro también tiene como protagonista a un sevillano, José María Blanco Crespo, más conocido en la profesión periodística como Blanco White. En este volumen, Antonio Cascales ha sido el encargado de dirigir los trabajos para realizar la obra Blanco White, el rebelde ilustrado, que destaca su labor informativa y la moral, así como la importancia en el mundo anglosajón de este andaluz.
Dos referentes intelectuales del sur que realizaron un trabajo importante en el mundo de la comunicación y que fueron olvidados en su tierra, donde ahora se intenta recuperar parte de su memoria a través de esta colección en la que diferentes profesores coordinaron esfuerzos para difundir sus conocimientos y contribuir así, a la memoria andaluza. La colección pretende continuar en 2010 con la convocatoria de un concurso en el que podrán presentarse trabajos relacionados con la materia y objeto de estas obras, y cuyo premio consistirá en la publicación del trabajo seleccionado.

Chaves Nogales. La voz demócrata. El primer libro de esta colección ha sido coordinado por las profesoras de la Hispalense Pilar Bellido y Maribel Cintas que, después de poner en marcha unas jornadas en 2007 en homenaje al periodista Manuel Chaves Nogales, organizaron el trabajo de distintos docentes de la Facultad de Comunicación para darle forma a El periodista comprometido. Manuel Chaves Nogales, una aproximación, con el fin de recordar sus aportaciones al mundo de la información.

"En los años 90 no se conocía a Chaves Nogales, pero en 2007 un equipo de 12 profesores se dedicaron a rescatarlo y fue una experiencia muy interesante", manifesta Cintas, que basó su tesis doctoral en la vida y obra de este periodista. "Para mí supuso una gran alegría porque es un homenaje al periodista al que he dedicado mi tesis".

Pionero en España del periodismo de acción, defensor del ideal de convivencia democrática que encarnó la II República, fue maestro en la exposición e interpretación de los acontecimientos históricos relevantes que vivió. "Era un hombre muy honesto en su trabajo" comenta Cintas, que resalta como principales cualidades la "imparcialidad y ecuanimidad de todos sus escritos", que fueron la causa del "destierro personal" de este periodista sevillano que vivió momentos difíciles durante los años republicanos en los que "había contraído méritos bastantes para haber sido fusilado por los unos y por los otros", según escribió el propio Chaves Nogales.

Esta obra se estructura en torno a tres temas generales sobre los que Nogales escribió. La ciudad y sus fiestas, donde se analiza la Sevilla que el periodista retrató en sus escritos, de la mano de Rogelio Reyes, Antonio Rodríguez y Juan Carlos Gil, que resaltan fiestas como la Semana Santa o el toreo. El segundo apartado está dedicado al panorama europeo, donde se aprecia la visión que el cronista tenía sobre acontecimientos que se vivían en países como Francia, Alemania o Rusia durante la primera mitad del siglo XX. Por último, hay una tercera parte centrada en la visión que Chaves Nogales tuvo de España, la II República, la Guerra Civil y sus consecuencias, donde se van ofreciendo las claves de su trabajo sobre la realidad histórica española del momento. También queda reflejada en la obra, en un capítulo escrito por Maribel Cintas, su periodo de exilio en Francia y después en Inglaterra, donde colaboró con diarios nacionales para dejar su testimonio sobre la situación que se vivía en España durante esos años, que no trascendía al exterior.

Blanco White. Un lúcido postergado. El segundo volumen de la colección tiene como protagonista a Blanco White, el rebelde ilustrado, en una obra coordinada por el profesor Antonio Cascales Ramos, que recopila los trabajos de una serie de estudiosos de este personaje, destacando fundamentalmente su labor periodística. "En 2007 realizamos unas jornadas sobre este periodista y el libro es una recopilación", comenta Cascales. Estas jornadas sirvieron para que el nombre de Blanco White volviera a sonar después de muchos años de olvido.

A aquel acto acudieron personajes como Martin Murphy, considerado por muchos el mejor biógrafo de Blanco White, y que también participa en la elaboración de esta obra, que no sólo trata aspectos profesionales del periodista sino que profundiza también en su rebeldía moral, gracias al trabajo de Antonio Zoido, además de sus aportaciones al género autobiográfico, que analiza James D. Fernández, como un aspecto importante y desconocido de la obra de este periodista. "Blanco White fue una excepción porque cuenta cinco veces su vida", puntualiza el coordinador del libro.
José María Blanco llegó a ordenarse sacerdote, pero una crisis religiosa le apartó de la carrera eclesiástica en el año 1803. Fue teólogo, escritor, pensador, poeta y periodista comprometido hasta el extremo, que destacó en muchos campos (ensayo, análisis, opinión) sin encasillarse en ninguno.

Sin embargo, su rasgo más sobresaliente fue su rebeldía entre los ilustrados del siglo XIX, tanto ideológica como política que, junto a su independencia, le enfrentaron a los contemporáneos de su tiempo hasta llevarle al exilio en Inglaterra, donde desarrollaría gran parte de su obra ideológica, literaria y periodística. Desde El Semanario Patriótico, en Sevilla o El Español, en Londres, mantuvo siempre su compromiso con la opinión política y una importante actitud crítica ante los derroteros que tomaba la revolución liberal en España.

"Se trata de una edición muy elaborada y muy interesante", sostiene Cascales, orgulloso del trabajo realizado. Este pionero del periodismo sevillano destaca por su independencia a la hora de contar la realidad que vivió a principios del siglo XIX. "Hoy necesitamos más periodistas como él", resalta Cascales, mientras recuerda el contraste de la importancia y presencia de Blanco White en el extranjero -por su condición de anglófilo que le vinculaba a otros escritores del siglo XX como Cernuda o Barea-, y el olvido de su figura en Andalucía.

  • 1