Deportes

Perotti pide disculpas y recuerda que "aquí también han pitado a Negredo"

El argentino espera que los silbidos de un sector de la afición pasen a mejor vida, ya que no beneficia al equipo y él además insiste en pedir perdón.

el 12 nov 2013 / 16:29 h.

Diego Perotti ha vuelto a hablar de su polémica con un sector de la afición. El argentino insiste en que no se le caen los anillos por pedir disculpas si en algo ofendió a los seguidores que ahora le silban. "A pesar de las cosas que pasaron, de las lesiones, siempre me he sentido muy querido, con respeto… Lo que pasó el otro día es algo que se puede dar, o que a mí me ha tocado ver en otros compañeros, forma parte del fútbol. Ya dije el otro día que si alguien se había sentido ofendido por lo del Friburgo, yo pedía disculpas, no era mi intención. Por uno dentro de la cancha también van corriendo los sentimientos, fue un momento de calentura. Si la gente tiene ganas de pitarme, será decisión de ellos pero creo que al equipo eso no le va a servir. Si la gente quiere que el Sevilla gane, lo mejor que pueden hacer es gritar o alentar como siempre se ha hecho, de una manera impresionante. Y si al final del partido, en el entretiempo o antes me quieren pitar, lo pueden hacer, pero en el juego… No es algo que me afecte, pero no creo que le haga bien al equipo. Si la intención de ellos es que nosotros ganemos, lo mejor es que alienten y después si al final me quieren pitar es decisión de ellos”, comentó en la radio oficial. “Aquí han pitado a Negredo y a jugadores mucho más importantes que yo. Nosotros lo que más queremos es ganar y cada uno cuando salta a la cancha defiende la camiseta de su equipo a muerte, y más un jugador como yo, que llevo seis años en el club. Lo que viví el otro día, que haya parte del público que pite cuando marcara un gol, no me había pasado nunca, ni vivirlo ni verlo. Pero cada uno paga la entrada y dentro de la cancha hace lo que cree conveniente. Pero creo que no es algo beneficioso. Yo lo escucho e intento abstraerme, mi forma de jugar no va a cambiar, pero influye en mis compañeros. En el descanso vinieron a hablar conmigo y no deben estar pensando en eso, sino en salir en la segunda parte a marcar otro gol y no en cómo está Diego”, añade. Perotti se muestra feliz al menos por su mejoría. “Por suerte estoy jugando partidos, que es lo que necesitaba, poder estar dentro de lo normal en el equipo, poder entrenar sin problemas, disfrutando el momento. Después de tanto tiempo, de todo lo que ha pasado, estoy acumulando muchos partidos, la acumulación de minutos es algo que necesitaba”. Respecto a la victoria del domingo y el fin a la racha sin ganar lejos de casa, el argentino reconoce que había mucha presión ya. “Notábamos demasiada presión en cuanto a ganar de visitante, pero sabíamos que esto se estaba alargando demasiado y que un equipo que aspira a estar arriba no se podía pasar todo un año sin ganar. Nos hemos quitado esa presión y creo que eso llega en el mejor momento de cara a estar tranquilo en la semana del derbi. Si había un momento en el que se tenía que ganar,  creo que ése era el día”, comenta. Perotti se muestra optimista con el equipo, pero tira de cautela: “Yo, cuando empezó la temporada, después del partido del Manchester del que todos salíamos ilusionados y parecía que el equipo ya estaba clasificado para Champions, dije que teníamos que ir con tranquilidad, paso a paso. Luego vino lo que pasó, arrancó la temporada y nos costó. Muchos fichajes, muchos jugadores jóvenes, y eso es difícil a la hora de jugar en equipo. Sabemos la exigencia que hay en el Sevilla, no sólo en la prensa, también de la gente, y que tenemos equipo para estar más arriba”. Preguntado por el derbi, señala que “es un partido diferente, no se compara con nada, es un partido que se vive al mejor estilo de Argentina, un partido para disfrutarlo, jugarlo y ganarlo por encima de todas las cosas”. Pero antes del derbi, habrá que jugar el VI Trofeo Antonio Puerta, un choque especial: "Es un partido para hacer memoria de un jugador espectacular, que yo no tuve la suerte de conocer, pero por lo que me han hablado era una persona fantástica, un jugador muy querido. Fede, que lo conoció, siempre me ha hablado maravillas de él. Poder estar en ese partido es algo hermoso".

  • 1