domingo, 21 abril 2019
19:58
, última actualización
Local

Perú creará una reserva para los pingüinos que viven en sus costas

Gracias a la corriente antártica se pueden apreciar en puntos del litoral peruano algunas colonias de pingüinos, donde el gobierno planea crear una gran reserva para evitar su extinción.

el 15 sep 2009 / 22:14 h.

TAGS:

Gracias a la corriente antártica se pueden apreciar en puntos del litoral peruano algunas colonias de pingüinos, donde el gobierno planea crear una gran reserva para evitar su extinción. Miguel Lleellish, especialista del Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena), explicó que "Perú es un país casi tropical situado cerca de los cero grados de la línea ecuatorial y es difícil pensar que animales que son originarios del Polo Sur estén en latitudes cercanas al ecuador".

En Chile, donde está vigente desde 1995 una moratoria de 30 años para la caza y captura de pingüinos y se han protegido las cuatro colonias más importantes de esta ave, existen unos 11.000 ejemplares.

Pero en Perú el número de pingüinos de Humboldt (Spheniscus humboldti) - que forma parte del conjunto de aves guaneras (cuyos excrementos o guano son aprovechados para la agricultura)-, es de sólo 4.390 ejemplares, de acuerdo a un censo de Inrena realizado en 2006.

La mayoría de la población de estas aves se encuentra en el departamento de Ica, al sur de Lima, en una zona que incluye a la Reserva Nacional de Paracas.

El 39 por ciento de la población total vive en San Juan de Marcona (Ica), territorio que será incluido en la nueva reserva.

A dos kilómetros de las cosas de Marcona "se encuentra el mayor afloramiento marino del mundo, compuesto por nutrientes y praderas de algas, lo que permite la presencia de importantes cardúmenes (bancos) de anchoveta y otras especies pelágicas que sirven a su vez de alimento de aves y mamíferos", explicó recientemente la ecóloga Patricia Majluf al diario "El Comercio".

Si bien el número de estas aves que pesan cerca de 3 kilos y llegan a medir hasta 72 centímetros de altura casi se ha duplicado entre 2004 y 2006, aún corren el riesgo de desaparecer.

Su principal enemigo no son los fenómenos naturales como la corriente de El Niño, que provoca el calentamiento de las aguas sudamericanas, sino el hombre. "La población se ha venido reduciendo cada vez más por las actividades de extracción de guano, la interacción con la pesca artesanal y la expansión de los asentamientos humanos en la costa de Perú", explicó Lleellish.

Y es que entre 300 y 500 pingüinos mueren cada año en las redes de pescadores.

Otra amenaza es la extracción del guano, que fue el "oro blanco" peruano a finales del siglo XIX y que hasta la fecha provoca una reducción del hábitat de los pingüinos que anidan en las denominadas islas guaneras.

Por ello, el Inrena y otros defensores del medioambiente han propuesto que se declare como reserva guanera una zona de más de 120.000 hectáreas, compuesta por 23 islas y 11 puntas.

La iniciativa "está a punto de ser aprobada" por el Ejecutivo de Perú, acotó Lleellish, quien señaló que la medida es "imprescindible" y además, pondría al país en "el liderazgo regional respecto a la conservación de áreas marinas costeras".

Agregó que la creación de la reserva no se contradice con los intereses económicos de los sectores pesqueros o mineros, que explotan recursos en la costa y mar de Perú.

"El mundo moderno permite convivir con los diferentes sectores", recalcó el funcionario al recordar que la empresa privada, entre ellas la minera Antamina tiene en marcha programas para la protección de los pingüinos de Humboldt.

Pero lo más importante es crear en Perú una conciencia ambiental en los hijos de los pescadores artesanales y en la población en general para que no arrojen plásticos ni metales a los ríos que desembocan en el mar, recordó el ecólogo.

  • 1