Local

Perversión de mayores

En la Historia existen muchos casos de perversión -envilecimiento o falsificación- de los hechos. Algunos son burdos: de niños, por ejemplo, nos decían que la Reforma Protestante, cuyo origen fue la desmesurada riqueza de la Roma papal lograda por limosnas...

el 16 sep 2009 / 04:21 h.

En la Historia existen muchos casos de perversión -envilecimiento o falsificación- de los hechos. Algunos son burdos: de niños, por ejemplo, nos decían que la Reforma Protestante, cuyo origen fue la desmesurada riqueza de la Roma papal lograda por limosnas a cambio del perdón de pecados, se debía en realidad a que Lutero se quería casar con una monja. Otros interesados, como sucedió cuando los obreros portuarios sacaron a la Estrella para romper el lock-out de los gerifaltes en 1932: la Virgen "republicana" acabó siendo la "valiente" que hacía frente a la República. En el reciente caso de la niña obligada por la juez a cambiar de centro al probar su sentencia que los padres habían cometido fraude, hay otro caso distinto.

La premura del delegado de Educación -cansado por otro lado de que estos juicios se perdieran- en aplicar el dictamen judicial a pocos días del final del curso ha dejado indefensa ante sus notas (lo más importante de su vida a esa edad) a una niña que, de inmediato, se ha convertido no en un juguete roto como los héroes caídos de la película de Summer, sino en un peluche para mayores. No sabemos qué piensa ella de este pim-pam-pum pero si vemos cómo sus allegados se han apresurado a darle la vuelta a la tortilla y en El Correo de Andalucía de ayer nos encontrábamos con una pancarta que protestaba contra una injusta decisión administrativa.

Por arte de birlibirloque un engaño que se realiza usurpando derechos para obtener beneficios -ésa es la definición de fraude- se ha convertido en un error de la administración que deja libre de culpa a quienes la sentencia declara reos de cometerlo. Perversión en vivo y en directo, un reality show con indudables consecuencias porque, siguiendo con el diccionario, ese envilecimiento "dará lugar a malos ejemplos o enseñanzas".

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1