Economía

Pese a todo, Europa

Mientras que la renta per cápita media del continente ha crecido un 150%, la andaluza lo ha hecho en un 207% desde que España decidiera ingresar en la UE.

el 14 ago 2011 / 19:18 h.

La reputación del euro y de la Europa unida está muy denostada en los últimos tiempos. Sin embargo, si se presta atención a los números, se observa que desde que España entró en la Unión Europea, allá por 1986, Andalucía ha salido beneficiada. Al menos sus habitantes son bastante más ricos de lo que lo eran entonces. O al menos su vida se parece más a la de un alemán o un francés que a principios de los ochenta. Y eso a pesar de la que está cayendo. En cualquier caso, bien es cierto que en los últimos años, ya entrada la crisis económica, la convergencia ha decaído notablemente.

Según el Informe Económico de Andalucía 2010, elaborado por la Consejería de Economía y Hacienda, el acercamiento de la comunidad andaluza a la media europea ha sido muy destacado desde 1986 hasta 2010, periodo analizado en este documento. En estos 24 años, el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita -que mide la riqueza de los habitantes- de la región ha crecido casi un 207%, a un ritmo mucho más acelerado que la Europa de los 15, que fue del 149,7%. Eso sí, el comportamiento ha sido peor que el de la media nacional, que ha aumentado un 210,4%.

También ha ayudado a la convergencia el crecimiento del PIB real -esto es, descontando los efectos de la inflación-, que fue del 117,2% en Andalucía, casi el doble que en la UE-15 (64,5%) y 15,8 puntos por encima del incremento medio en España, donde fue del 101,4%.

"Este mayor dinamismo relativo de la actividad económica ha venido acompañado también de un superior ritmo de creación de empleo, que ha aumentado en Andalucía un 88,3%, casi cuatro veces el incremento de la UE-15 (24%) y 20,6 puntos por encima del aumento medio de España (67,7%)", asegura el informe.

Y esto se puede unir directamente al incremento del PIB per cápita en el periodo estudiado, ya que por cada punto porcentual de crecimiento económico registrado entre 1986 y 2010 (13 en total en relación a la Unión Europea), el empleo ha crecido en la comunidad el 0,8 puntos, el doble que por término medio en la UE-15 (0,4). "Es decir, en Andalucía, el 80% del crecimiento económico en estos años se ha trasladado al empleo, mientras que en la UE ha sido la mitad", desvela el estudio.

Ello a pesar de que las cifras de desempleo de la región andaluza son, cuanto menos, desalentadoras. Así, la tasa de paro de la comunidad, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) pertenecientes al segundo trimestre del año, fue del 29,71%, frente al 20,89% nacional.

Sin embargo, no todo ha sido bueno para Andalucía en lo que se refiere a su entrada en la UE y, por lo tanto, en la moneda única europea. No hay más que echar un vistazo a los precios. El proceso para igualarlos con los de otros países europeos, donde el nivel de vida era claramente más alto -como era el caso de las dos grandes locomotoras del Viejo Continente, Alemania o Francia- supuso un duro golpe para el bolsillo de los españoles y eso se deja ver en el análisis realizado por la Consejería que dirige Carmen Martínez-Aguayo.

De este modo, el nivel general de precios subió más del 183%, mientras que el de la media europea creció el 77,7%. Eso sí, se incrementó 10,5 puntos menos que en España (194%).

En el año previo a la incorporación a la Unión Europea (1985), la situación del nivel general de precios de España, y por tanto de la comunidad andaluza, respecto a la UE-15, medida a través de la paridad del poder de compra, reflejaba una distancia de 41,8 puntos.

Es decir, el nivel de precios en Andalucía y España era aproximadamente un 60% del nivel medio de la UE (concretamente 58,2%). En 2010, este nivel, o paridad de poder de compra, se sitúa en España y Andalucía en el 88,2% de la UE-15 (93,1%, respecto a la UE-27), lo que pone de manifiesto que la economía andaluza y española han convergido en nivel de precios a la media europea.

Como conclusión, el estudio resalta que, desde la integración de España en la UE, "Andalucía ha experimentado un proceso de convergencia y acercamiento a los niveles medios de riqueza europeos".

Estos avances se han sustentado en un importante crecimiento económico diferencial respecto a los quince países miembros, acompañado también de mayores aumentos relativos de población y empleo. Esta estrategia ha permitido que Andalucía se acerque, en términos de PIB per cápita, en 13,3 puntos a sus socios europeos más desarrollados en este periodo".

En lo que se refiere al proceso de acercamiento de riqueza de Andalucía a los niveles medios en la UE observado entre 1995 y 2008, fue superior al experimentado en ocho de los Veintisiete países miembros (España, Países Bajos, Grecia, Finlandia, Chipre, República Checa, el Reino Unido y Portugal), y contrasta con el retroceso observado en ocho de ellos (Suecia, Malta, Dinamarca, Francia, Austria, Alemania, Bélgica e Italia).

No obstante, en 2008, y en relación al año anterior, el nivel de PIB per cápita de Andalucía respecto a la UE-27 disminuyó en un punto, retroceso que viene explicado, según el informe, por el mayor incremento relativo de la población andaluza respecto al conjunto europeo y el acercamiento del nivel de precios de Andalucía al promedio de la UE-27, factores que anularon el mayor incremento relativo registrado por el PIB.

En concreto, el nominal creció en Andalucía un 2,7%, dos puntos más que la UE-27 (0,7%). Mientras, la población aumentó un 1,5% en Andalucía, el triple que en la UE-27 (0,5%) y la paridad de poder de compra pasó de representar el 89,7% de la media europea en 2007, al 92,2% en 2008.

Lo mismo sucedió en 2009, donde el PIB per cápita se redujo otro punto en relación al año anterior, situándose en el 79% de la media de la UE. Por provincias, todas las andaluzas registraron un acercamiento a la media comunitaria en el periodo registrado, tanto en lo referente al PIB como a la población.

En el caso de la provincia Sevilla, en el periodo entre 1995 y 2008, el PIB per cápita en relación a la Unión Europea de los Veintisiete creció en 12 puntos porcentuales, lo mismo que lo hizo la comunidad andaluza, si bien es cierto que otras provincias el incremento fue superior, de 16 y 15 en Almería y Cádiz, respectivamente, y de 14 en Huelva. Donde menos subió en Andalucía, por contra, fue en Córdoba (5) y en Jaén (3).

  • 1