miércoles, 20 febrero 2019
17:56
, última actualización
Cultura

Peter Greenaway: «El cine ha muerto»

El director de cine galés firma el cartel del Festival de Cine Europeo de Sevilla, que se celebrará en noviembre. De visita en la capital hispalense, anima a que todo el mundo se convierta en cineasta sirviéndose de las nuevas tecnologías.

el 13 jul 2010 / 21:10 h.

-->--> -->

Peter Greenaway es una combinación de estética dandi con modales de caballero inglés. Se presenta con sombrero de paja, traje de raya diplomática y camisa con más rayas aún. La etiqueta de director independiente le cuelga del cuello y parece que no le molesta, casi se regocija en ella con sus afirmaciones rotundas. Recuerda, para quien no lo sepa, que el cine ha muerto. Y él trata de inventar uno nuevo.

-¿En qué se ha inspirado para realizar el cartel del Festival?

-Comencé con una formación como pintor y fue el principio de mi carrera profesional, luego me convertí en un cineasta. Estoy muy interesado en la alfabetización visual, por tanto, gracias a mis carreras profesionales, me baso en un laboratorio de imágenes que siempre tomo como inspiración para cualquier proyecto.

-En anteriores ediciones del Festival los autores del cartel fueron Carlos Saura y Bigas Luna, ¿le une algo a estos cineastas?

-Todos los cineastas que se precien tenemos algo en común: interés por lo visual. Es muy interesante que nuestro cine se basa en imágenes, no en textos. Tú nunca en tu vida has visto una película que no haya empezado con texto. Es una pena absoluta porque creo que el cine tiene que estar basado en la imagen.

-Quizá con este tipo de afirmaciones confirma lo que dicen los críticos, que usted se ha empeñado en diferenciarse del cine comercial y de sus convenciones. ¿Cómo ha escapado de ellas?

-Creo que el cine es un arte, mi formación como pintor me hace que tenga que decir eso. Pero voy a decir una cosa que probablemente sorprenda: el cine está muerto, acabado completamente. Estamos empezando una nueva era que se separa del cine y de la televisión: la era de la pantalla.

-¿Cuál es el futuro de esta nueva era?

-Si miramos a nuestro alrededor seguro que hay una cámara en algún sitio mirándonos. El cine se ha quedado pequeño. El lenguaje cinematográfico es extraordinario, existe, pero se está separando de los cines y en la actualidad existe fuera de ellos. ¿Tú tienes un portátil? Es una pantalla que ves y que te parece mucho más interesante que la de un cine. ¿Tienes uno de estos? [Saca su móvil de última generación]. Para mí es mucho más importante hacer películas para este móvil que para el cine. Es inmediato y le puedo enseñar películas a mis amigos de Pekín en quince segundos. Así que esa pantalla que hay ahí [señala a una televisión] está obsoleta.

-Con las teorías que mantiene, dentro de unos años los críticos dirán que era usted un visionario.

 -Llevo diciendo esto veinte años y nadie me ha escuchado ni me ha hecho caso, pero ahora todo el mundo está de acuerdo. En Cannes, el principal festival de cine en Europa, verás que todos los directores que van allí tienen más de 65 años. No hay futuro.

-Todavía se mantiene el debate de si existe una industria del cine europeo, ¿cuál es su opinión?

-Está acabada: en Italia se ha colapsado; en España se hacen películas muy valientes, pero para el mercado español; el Reino Unido imita lo americano; en Francia están tan metidos en lo suyo propio que no nos dejan ver lo que están haciendo; en Europa del Este están haciendo un poco más, pero es muy anticuado; y el cine europeo está muerto, y el del mundo también. Si fueras crítico de cine, te diría "cámbiate de trabajo ya porque no tiene futuro".

-Sobre el cine español, ¿tiene algún director predilecto?

-Son básicamente los clásicos del pasado, como Buñuel o Dalí, con los que yo crecí. Conozco y me gustan vuestros héroes contemporáneos como Almodóvar, pero el cine no se exporta bien.

-Cuando se celebre el Festival de Cine Europeo volverá a Sevilla, ¿cuáles son sus expectativas?

-Todos los festivales tendrán que reconocer el cambio que se está produciendo, y que las nuevas generaciones y el uso de la pantalla hacen que los largometrajes sean algo de nuestros abuelos y ya no nos interesan. Cualquiera que se precie debe pensar más en el futuro y no en los largometrajes del pasado. Vamos a traer al Festival un espectáculo de VJ para mezclar la multimedia y la interactividad. Si el cine no puede adaptarse a lo multimedia, no va a llegar a ninguna parte. Tú le dedicas mucho más tiempo a tu portátil que a ir al cine; los cineastas tenemos que seguir lo que tú haces.

-¿Ha aceptado el cambio el público antes que la industria?

-Las cosas van muy lentas. Es una industria gigante que lo que quiere es ganar dinero, no hacer buenas películas. Otra cuestión es el síntoma de que hay más de cinco mil festivales de cine en Europa, demasiados, y repiten siempre las mismas películas. La gente está aburrida.

  • 1