Local

Piden 20 años por matar a su hijo con una segueta

La Fiscalía de Sevilla pide 20 años de prisión para el hombre de 73 años que mató en noviembre de 2006 a su hijo de 43 años, seccionándole la tráquea con una segueta tras mantener con él una discusión en el domicilio que compartían en La Puebla de los Infantes.

el 14 sep 2009 / 20:31 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla pide 20 años de prisión para el hombre de 73 años que mató en noviembre de 2006 a su hijo de 43 años, seccionándole la tráquea con una segueta tras mantener con él una discusión en el domicilio que compartían en La Puebla de los Infantes.

El parricidio ocurrió el 4 de noviembre de 2006, de madrugada, en la calle La Cruz de la Puebla de los Infantes, cuando el acusado, Antonio S.B., mantuvo una discusión familiar con su hijo Miguel S.L., de 43 años. Tras dicho enfrentamiento entre padre e hijo, el procesado cogió una segueta y se dirigió a la habitación en la que se encontraba su hijo, propinándole varios cortes en la cara y en el cuello con la sierra de marquetería.

Según relata el Ministerio Fiscal en su escrito provisional de acusación, a causa de los cortes la víctima sufrió "varias heridas contusas en la cara con fractura múltiple de mandíbula y una herida inciso contusa que le seccionó la tráquea", lo que le provocó la muerte. El fiscal también destaca que el agredido no pudo reaccionar "tanto por lo sorpresivo del ataque como por el estado de embriaguez en el que se encontraba, con 5,17 gramos de etanol por litro de sangre", de ahí que se hayan solicitado como pruebas varios informes de toxicología.

Según informaron fuentes de la investigación, cuando se dieron a conocer los hechos, el presunto parricida, al que no le constan antecedentes penales, y su hijo solían mantener fuertes discusiones y habían llegado a cruzar denuncias ante la Guardia Civil y la Policía Local del municipio. Además, las mismas fuentes añadieron entonces que el domicilio en el que vivía la familia se encontraba en "penosas condiciones" de habitabilidad.

Para la Fiscalía, los hechos constituyen un delito de asesinato con alevosía, al que aplica la agravante de parentesco, por el que reclama 20 años de prisión. Además solicita al procesado como indemnización 60.000 euros para cada uno de los dos hijos menores de edad del fallecido -que estaba separado de su mujer- y de 8.000 euros a su madre.

  • 1