martes, 20 noviembre 2018
20:28
, última actualización
Local

Piden 23 años para el acusado de matar al dueño de un bar de la Alameda

Un jurado popular se encargará de juzgarlo en los próximos meses. El presunto agresor lo mató asentándole decenas de puñaladas. 

el 05 feb 2012 / 16:40 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado 23 años de cárcel por un  delito de asesinato para el joven de 28 años de edad, identificado  como J.A.G. y al que le constan 41 detenciones anteriores, acusado de  matar de 59 puñaladas a Manuel Flores, el comerciante de 43 años que  fue hallado muerto por unos amigos en su domicilio del centro de la  capital hispalense el pasado mes de julio de 2011.  

Fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Ministerio  Público, en su escrito de acusación, pide para el acusado 23 años de  cárcel por un delito de asesinato, ya que considera que, después de  que ambos estuvieran haciendo turismo por la ciudad, volvieron al  domicilio de la víctima, se ducharon y, "sin previo aviso y de forma  sorpresiva, lo cogió por detrás para evitar que se defendiera" y le  asestó 59 puñaladas.  

De su lado, la acusación particular que ejerce la familia del  fallecido, en un escrito elevado ante el Juzgado de Instrucción  número 15 de Sevilla, ha solicitado para el imputado 25 años de  prisión también por un delito de asesinato. Este caso será enjuiciado  en los próximos meses por un jurado popular, han apuntado las mismas  fuentes.  

Según los datos de la autopsia, el comerciante asesinato recibió  hasta 59 puñaladas a manos presuntamente de este joven, que se  encuentra en prisión preventiva por estos hechos. Las fuentes han  recordado que, tres o cuatro días antes de que tuviera lugar el  crimen, el imputado comenzó a trabajar en la hamburguesería ubicada  en el entorno de la Alameda de Hércules que regentaba la víctima, a  la que no conocía "de nada" con anterioridad.  

Asimismo, y según la declaración policial del detenido, durante  los días que estuvo trabajando en el local estuvo durmiendo en la  vivienda de la víctima, situada justo encima del establecimiento y,  al tercer día, Manuel Flores lo habría retenido contra su voluntad en  el domicilio, cerrando con llave la puerta del mismo, y habría  intentado violarlo, tras lo cual cogió un cuchillo para intentar  "asustarlo" con el que finalmente acabó con su vida.

De este modo, y según han apuntado las mismas fuentes a Europa  Press, el imputado apuñaló a la víctima hasta en 59 ocasiones en  distintas zonas del cuerpo, como el cuello, el abdomen o el pecho, y  en un momento dado el detenido llegó a romper el cuchillo, lo que  motivó que incluso se cortara parcialmente una falange de la mano.  

FUE DETENIDO TRAS ROBAR UN COCHE

Hay que recordar que el imputado confesó los hechos tras ser  detenido a raíz de que un amigo suyo lo denunciara por haberle robado  el coche. Así, fue un amigo quien le prestó su coche al detenido,  pero, al ver que los días transcurrían y no se lo devolvía, denunció  este hecho ante la Policía Nacional, que detuvo el pasado día 17 de  agosto al joven en la localidad onubense de Punta Umbría.  

De este modo, y una vez que fue apresado por los agentes  policiales, el propio detenido comunicó a los agentes su posible  relación con un suceso "muy gordo" que había ocurrido en la capital  hispalense, así como que se había dado a la fuga tras aprovechar un  permiso penitenciario en Puerto III (Cádiz), tras todo lo cual fue  detenido y llevado a dependencias policiales, donde ya confesó el  crimen.

El comerciante, propietario de una hamburguesería ubicada en la  zona de la Alameda de Hércules, fue hallado por unos amigos en su  vivienda de la calle Joaquín Costa, donde vivía solo. Tras ello,  denunciaron el hecho ante la Policía Nacional, que inició una  investigación y remitió las actuaciones a la autoridad judicial,  quien decretó el secreto de sumario, el cual ya ha sido levantado.

  • 1