Local

Piden 3 años y 12.000 ? al presunto asesino por abusos a otra niña

Los padres de una niña de cuatro años, que sufrió presuntos abusos sexuales en Sevilla por parte de Santiago del Valle, encarcelado por la muerte de la pequeña onubense Mari Luz Cortés, han pedido para él una condena de tres años de cárcel y el pago de 12.000 euros de indemnización.

el 15 sep 2009 / 06:39 h.

TAGS:

Los padres de una niña de cuatro años, que sufrió presuntos abusos sexuales en Sevilla por parte de Santiago del Valle, encarcelado por la muerte de la pequeña onubense Mari Luz Cortés, han pedido para él una condena de tres años de cárcel y el pago de 12.000 euros de indemnización.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, la acusación particular que ejercen los padres explica que Santiago del Valle se dirigió a las 16.45 horas del 8 de diciembre de 2006 al patio comunitario de Sevilla donde vivía la menor, la cogió en brazos y le tocó la zona genital y los glúteos.

Este hecho fue presenciado por una vecina, que le recriminó su acción, ante lo cual el acusado huyó del lugar.

La petición de los padres se une a los 3 años de cárcel y 10.000 euros de indemnización que ya ha solicitado la Fiscalía de Sevilla, mientras que la defensa solicitará la absolución porque el denunciado ha negado desde el primer momento ser el autor de estos abusos, han explicado a Efe las citadas fuentes.

El imputado había sido visto merodeando por el corral de vecinos unos días antes y, al ser sorprendido, explicó que era su tío pero inmediatamente la dejó en el suelo y salió huyendo, según la testigo.

Santiago del Valle, que cumple prisión preventiva por el presunto asesinato y abuso sexual de Mari Luz Cortés, tiene ya una condena de 21 meses por abusar de su propia hija de 5 años y otra de dos años de cárcel por tocamientos libidinosos a otra niña en Sevilla.

Cinco de las nueve causas judiciales recientes que pesan sobre él están referidas a abusos sexuales a menores, han dicho a Efe fuentes judiciales, pese a lo cual el acusado se encontraba en libertad cuando presuntamente participó en la muerte de Mari Luz, en enero pasado.

En esta última causa, la acusación particular aprecia la agravante de reincidencia y solicita además la prohibición de que del Valle se aproxime a la niña durante cinco años.

Las acusaciones no aprecian a del Valle ninguna atenuante, pues la esquizofrenia que padece "no le impide discernir la ilegalidad de sus actos", según el informe forense a que ha sido sometido en la cárcel de Albolote (Granada), donde cumple prisión preventiva por el "caso Mari Luz".

El informe forense recoge las propias manifestaciones de del Valle en el sentido de que "no puede refrenar la atracción que siente por las niñas", han añadido las fuentes.

No obstante, el perito dice que el acusado "instrumentaliza" su minusvalía mental del 75 por ciento reconocida por la Junta como consecuencia de una esquizofrenia paranoide, hecho que ha servido para rebajarle la condena en uno de los juicios a que ha sido sometido por abusos sexuales a niñas.

Los abusos que ahora han sido calificados estaban siendo investigados por el juzgado de instrucción 8 de Sevilla, ante el cual del Valle se estaba presentando puntualmente los días 1 y 15 de cada mes, pese a que al mismo tiempo estaba en paradero desconocido para cumplir 21 meses de cárcel por abusar de su hija.

  • 1