martes, 19 marzo 2019
08:33
, última actualización
Local

Piden 34 años de cárcel para Olarra Gurido por ordenar el asesinato de Muñoz Cariñanos

El fiscal solicita para el ex jefe militar de ETA 28 años de prisión por un delito de asesinato, tres por uno de tenencia de armas y otros tres por falsificación de documentos oficiales.

el 10 mar 2010 / 16:15 h.

TAGS:

El fiscal Pedro Rubira elevó hoy a definitiva la petición de 34 años de prisión para el ex jefe militar de ETA Juan Antonio Olarra Guridi, alias ‘Jon' y ‘Ostagi' durante la audiencia pública celebrada en la audiencia Nacional por ordenar el asesinato en el año 2000 del coronel médico del Ejército del Aire Antonio Muñoz Cariñanos en Sevilla.

El representante del Ministerio Público pide para Olarra 28 años de prisión por un delito de asesinato, tres por uno de tenencia de armas y otros tres por falsificación de documentos oficiales. Además, pide que se le prohíba durante 10 años el derecho a residir en Sevilla.

El acusado, por su parte, afirmó, en euskera, al inicio del juicio, que no iba a participar en el mismo: "No lo reconozco para juzgar a los militares vascos", manifestó al presidente del tribunal, el magistrado Alfonso Guevara. Asimismo, la defensa pidió la libre absolución del procesado pero no presentó conclusiones finales por deseo expreso de su defendido.

Tanto la Fiscalía como las dos acusaciones particulares y la acusación pública de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) consideran probado que el acusado formó parte del aparato militar de ETA y era el responsable de la dirección del ‘Comando Erraia', constituido también por Jon Igor Solana Matarran y Harriet Iragui Gurruchaga, alias ‘Herminio'.

Según las acusaciones, Olarra Guridi facilitó a los componentes del comando la fotografía, el lugar de ubicación de la consulta y el horario laboral de Muñoz Cariñanos. Así, el 16 de octubre de 2000 Gurruchaga y Matarran consiguieron entrar en el despacho del coronel médico y le dispararon varias veces hasta que murió "instantáneamente".

Tras matar a Muñoz Cariñanos, ambos terroristas huyeron por las calles de Sevilla siendo descubiertos por la policía y, tras un intercambio de disparos, consiguieron detener Matarrán. Horas más tarde los agentes policiales capturaron a Gurruchaga.

Solana Matarran, condenado como autor material de los hechos, en su declaración policial implicó al hoy procesado como autor intelectual de los mismos, sin embargo, hoy, al declarar como testigo, se desdijo y aseguró que "ni sabe, ni recuerda" quién le entregó la información, así como que señaló a Olarra por presiones policiales.

El fiscal ironizó en este sentido asegurando que "teniendo en cuenta el carácter de Olarra, debieron ser unas amenazas extraordinarias". Comparecieron también como testigo los agentes que detuvieron a Matarran y Gurupa, los que realizaron la inspección ocular en el lugar de los hechos y los secretarios judiciales de la declaración del acusado, que aseguraron que las declaraciones se realizaron con total libertad.

También declaró como testigo la pareja de hecho "durante más de 12 años", según sus propias palabras, de Cariñanos, Carmen Romero Ruiz, que se encontraba en la consulta médica del coronel y "estaba allí" en el momento de los hechos, aunque no presenció el asesinato, encontró el cuerpo momentos después.

"Eran dos, uno estaba fuera y otro salía del despacho, le empujé, entonces él también me empujó y me tiró al suelo", relató. Agregó que trabajaban juntos y fue despedida poco después, además de asegurar que todavía ahora continúa precisando asistencia psicológica "de vez en cuando".

La acusación particular dijo que en este caso hay que tener "muy presente" que lo que se está juzgando es la muerte de una persona, que "recibió cinco disparos, uno en la mano, porque intentó pararlo, uno en el pecho, y tres en la cara".

Asimismo, esa acusación particular solicitó una nueva indemnización para Romero de 901.000 euros, a lo que se opuso la acusación particular que representa a tres de los hijos del asesinado. El representante de la pareja de hecho de Muñoz Cariñanos consideró "sorprendente" esta oposición.

El caso ha quedado visto para sentencia hoy pero Olarra Guridi tiene abiertos otros procedimientos judiciales por los atentados contra el concejal de Málaga José María Martín Carpena (PP), el vicesecretario del PSOE en Andalucía, José Asenjo Díaz, y el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Luis Portero García.

  • 1