Local

Piden 7 años y medio a dos jóvenes por herir a una mujer con cohete navideño

El juicio se celebra mañana sin posibilidad de acuerdo, ya que uno de los dos acusados niega categóricamente haber lanzado cohetes ni haber sujetado el que hirió a la víctima.

el 10 mar 2010 / 16:26 h.

TAGS:

La acusación pedirá mañana siete años y medio de cárcel para dos jóvenes acusados de herir gravemente a una mujer en un brazo con un cohete pirotécnico, que lanzaron horizontalmente en la calle en la mañana del 25 de diciembre de 2006.

Los dos jóvenes, entonces de 23 y 25 años, se encontraban presuntamente lanzando cohetes hacia las 13.30 horas del día de Navidad de 2006 en la calle Fernández de Ribera, en la capital andaluza, y uno de ellos alcanzó a una mujer de 47 años que caminaba por el lugar.

El juicio se celebra mañana en el juzgado penal 3 de Sevilla sin posibilidad de acuerdo, ya que uno de los dos acusados niega categóricamente haber lanzado cohetes ni haber sujetado el que hirió a la víctima, pues simplemente se encontraba junto a un amigo que sí que lo hacía, han informado a Efe fuentes del caso.

La Fiscalía de Sevilla pide para cada acusado tres años de cárcel por un delito de lesiones con utilización de medios peligrosos, pena que la acusación particular eleva a cinco años por un delito de lesiones y otros dos años y medio por omisión del deber de socorro, junto al pago de una indemnización de 180.000 euros.

Uno de los dos acusados pasó un mes y medio en prisión tras ser detenido y quedó libre en enero de 2007 por carecer de antecedentes penales y por entender los jueces que no presentaba riesgo de fuga, que disponía de arraigo familiar y que no existía peligro de destrucción de pruebas.

La acusación particular se basa en un informe de los TEDAX de la Policía aportado al juzgado, que indica que el cohete no pudo ser disparado hacia arriba y haber variado la trayectoria, como sostiene el imputado.

En el juicio declararán varios testigos que en la fase de instrucción dijeron que el cohete fue disparado junto a un parque donde había treinta o cuarenta personas, entre ellas varios niños.

La defensa, por el contrario, sostiene que los acusados no rompieron voluntariamente la base del cohete, lo que aumentó su poder detonador.

La víctima sufrió lesiones en la cara y otras partes del cuerpo, pero presenta las principales secuelas en un brazo, donde sufrió fractura abierta de húmero y pérdida de masa muscular que le ha obligado a someterse a varias intervenciones y que prolongó su recuperación varios meses.

 

  • 1