Local

Piden cárcel por dos muertes en un geriátrico

Los ancianos se intoxicaron al beber sosa cáustica de una botella de agua mineral que las responsables de la residencia usaron para limpieza y luego dejaron abandonada en un aseo, por lo que una empleada la confundió con agua y se la dio de beber.

el 12 feb 2010 / 20:08 h.

TAGS:

La directora y una de las trabajadoras del geriátrico Nicolás Salmerón de Alhama (Almería), donde en junio de 2007 resultaron intoxicados cuatro ancianos aquejados de Alzheimer al ingerir salfumán rebajado con agua, se enfrentan una petición fiscal individual de tres años y seis meses de prisión como presuntas autoras de dos delitos de homicidio imprudente y otros dos de lesiones imprudentes.

 

El Ministerio Público estima en su escrito de calificación provisional, al que tuvo acceso Europa Press, que las acusadas, obviaron "las más elementales y mínimas normas de precaución y cuidado" con enfermos que "requieren una atención especial" al dejar "olvidada" en un aseo de la residencia una botella de agua mineral en cuyo interior habían "rebajado" sosa cáustica para usarla en labores de limpieza.

Otra empleada que desconocía su contenido la usó días después para dar de beber a tres ancianos. Dos murieron.

  • 1